viernes 03.07.2020

Borrell condena la expulsión de Caracas de la embajadora de la UE

El alto representante cree que aislar a Maduro no es la solución y lamenta los obstáculos a la diplomacia global
El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell | efe
El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell | efe

El alto representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Josep Borrell, condenó ayer la expulsión de la embajadora de la Unión Europea (UE) en Venezuela, Isabel Brilhante, y aseguró que se tomarán “las medidas necesarias habituales de reciprocidad”.

Brilhante deberá abandonar el país sudamericano en las próximas 72 horas por orden del presidente venezolano Nicolás Maduro. “Condenamos y rechazamos la expulsión de nuestra embajadora en Caracas”, manifestó Borrell en un tuit esta mañana, en el que subrayó que habrá una respuesta recíproca.

En palabras del alto representante, “sólo una solución negociada entre venezolanos permitirá al país salir de su profunda crisis”.

En la rueda de prensa diaria que ofrece la Comisión Europea, la portavoz de asuntos exteriores y seguridad, Virginie Battu-Henriksson, señaló que, pese a no querer especular con antelación sobre este asunto, “hay un marco legal para responder a la decisión de Maduro”.

La portavoz se refirió, concretamente, a la Convención de Viena, cuyo artículo 9 ofrece la posibilidad de declarar al jefe u otro miembro del personal diplomático de una misión “persona non grata”.

Aún así, esta decisión deberá ser tomada por los veintisiete Estados miembros de la UE por consenso.

“La UE no puede ejercer reciprocidad al nivel de expulsar a un embajador porque eso sería competencia de Bélgica, que es el Estado que acoge a las instituciones europeas”, concretó la portavoz.

No obstante, en los próximos días está previsto que el embajador de Venezuela sea llamado ante el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), el servicio diplomático de la UE.

Crisis diplomática

Asimismo, Borrell, afirmó ayer que no cree que aislar internacionalmente a Maduro, sea una solución a la crisis en su país, y por ello lamentó la expulsión decretada de la embajadora de la UE en Caracas.

“Creo que aislar más internacionalmente el régimen de Maduro no es una buena manera de intentar resolver el problema político en Venezuela, y por ello lamentamos fuertemente esta medida”, dijo Borrell en una rueda de prensa,.

El político español mostró su convicción de que “cualquier medida que dificulta el trabajo diplomático solo contribuye a incrementar la tensión y socavar una vía pacífica y política de salida de la crisis”.  Borrell también confirmó que la Unión y sus estados “están considerando medidas apropiadas en respuesta a los acontecimientos actuales”.

Comentarios