Sábado 15.12.2018

El acusado del atentado a Maduro habla con su familia tras 100 horas desaparecido

El diputado venezolano Juan Requesens, que fue detenido el martes y acusado luego por el Gobierno como supuesto responsable del atentado contra el jefe de Estado, Nicolás Maduro.

El padre y la hermana del detenido Juan Requesens partiparon ayer en una manifestación de apoyo | cristian hernández (efe)
El padre y la hermana del detenido Juan Requesens partiparon ayer en una manifestación de apoyo | cristian hernández (efe)

El diputado venezolano Juan Requesens, que fue detenido el martes y acusado luego por el Gobierno como supuesto responsable del atentado contra el jefe de Estado, Nicolás Maduro, habló ayer por teléfono con su familia, que lo reclamaba como “desaparecido” desde hace más de 100 horas.
“El día de hoy 12 de agosto en horas de la mañana fuimos contactados telefónicamente por Juan Requesens”, dice un comunicado de la familia del legislador, que fue difundido por su partido, Primero Justicia. “En esta llamada Juan nos comentó sobre su estado y realizó algunas solicitudes de implementos para el aseo personal”, agrega sin más detalles la nota, en la que los familiares insisten en que no conocen las condiciones “de salud y psicológicas” del legislador.
A los firmantes del comunicado les parece extraño “que aún a más de 120 horas de su secuestro por parte del SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) se nos haya negado cualquier posibilidad de verlo, de constatar su estado físico, de que sus abogados puedan conversar con él”.
El diputado “es un rehén del régimen de Nicolás Maduro” y “se le utiliza y manipula violando su voluntad para intentar crear matrices de opinión de que se encuentra en perfecto estado y que sus derechos fueron garantizados”, concluyen, en alusión a los vídeos que presentó el Gobierno.
Hasta ahora el chavismo mostró dos vídeos de Requesens haciendo declaraciones, en las que responsabiliza al expresidente del Parlamento Julio Borges del atentado de hace una semana, cuando dos drones explotaron cerca de la tarima presidencial en un acto que encabezaba Maduro.
Un tercer vídeo que circuló en las redes sociales muestra al diputado de 29 años con ropa interior aparentemente manchada de excrementos y sin pronunciar una palabra. La familia Requesens cree que con estas imágenes el Gobierno busca humillar al legislador, mientras que Maduro pidió ayer una investigación por la filtración de este vídeo que muestra, según dijo, una evaluación médica que le hicieron luego de aprehenderlo.
Así, el Departamento de Estado de EEUU consideró ayer “ilegal” el arresto de Requesens y defendió que esa acción es solo “el último ejemplo de una larga letanía de abusos a los derechos humanos”. El secretario de Estado adjunto en funciones para Latinoamérica, Paco Palmieri, hizo esas declaraciones en un mensaje de Twitter, enviado el sábado por la noche.
“Maduro y su policía secreta siguen haciendo caso omiso del estado de derecho con su arresto y retención ilegal del miembro de la Asamblea Nacional, constitucionalmente elegido, JuanRequesens”, afirmó Palmieri.
Además, Maduro, pidió el sábado ayuda a Perú y EEUU en las investigaciones que se siguen por el atentado, por el que volvió a responsabilizar al exmandatario colombiano Juan Manuel Santos. “Debemos empeñarnos en exigir, en aportar los elementos de juicio para que estos asesinos que se amparan en el estado la Florida, en Perú y en Colombia sean capturados y entregados”, dijo. l

Comentarios