martes 1/12/20
COLOMBIA CONFLICTO

500.000 personas sin luz en sur colombiano por presunto atentado de las FARC

Cerca de medio millón de habitantes del departamento colombiano de Caquetá (sur) se han visto afectados por un atentado terrorista contra una torre eléctrica, atribuido por las autoridades a la guerrilla de las FARC y que fue condenado desde Bruselas por el presidente del país, Juan Manuel Santos.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se despide tras concluir la sesión en el ámbito de la segunda jornada de la cumbre UE-Celac en Bruselas (Bélgica). EFE
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, se despide tras concluir la sesión en el ámbito de la segunda jornada de la cumbre UE-Celac en Bruselas (Bélgica). EFE

Cerca de medio millón de habitantes del departamento colombiano de Caquetá (sur) se han visto afectados por un atentado terrorista contra una torre eléctrica, atribuido por las autoridades a la guerrilla de las FARC y que fue condenado desde Bruselas por el presidente del país, Juan Manuel Santos.

Según el Ejército, el ataque con explosivos fue perpetrado anoche contra la torre 98 de la línea de interconexión eléctrica Altamira-Florencia que lleva energía al Caquetá.

La gobernadora del Caquetá, Martha Liliana Agudelo, lamentó esta nueva acción que también dejó a oscuras Florencia, la capital regional, y que, según dijo en su cuenta de Twitter, "afecta a la sociedad civil".

Por su parte, Santos, que se encuentra en la cumbre de líderes de la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Bruselas, condenó este nuevo ataque, que se suma a otros atentados cometidos en los últimos días contra la infraestructura petrolera, energética y de agua potable.

"Son actos irracionales, como los actos terroristas que están cometiendo volando las torres para dejar a poblaciones enteras sin luz. Lo que sucedió esta mañana en el Caquetá, lo que sucedió en Tumaco, lo que sucedió en Buenaventura. Eso tampoco tiene ninguna explicación", manifestó el jefe de Estado.

Desde el pasado 22 de mayo cuando suspendió su cese el fuego unilateral e indefinido, las FARC han cometido presuntamente decenas de ataques contra la infraestructura del país.

En una de las acciones más graves, fue dinamitado el pasado lunes un tramo del oleoducto Transandino en cercanías de la ciudad de Tumaco, en el departamento de Nariño (suroeste), lo que provocó un derrame de crudo que contaminó el río Caunapí, afluente de otro caudal que desemboca en el océano Pacífico.

El mismo día unos transportistas fueron obligados a verter en una carretera del departamento del Putumayo (sur) el crudo que transportaban en 19 camiones cisterna, lo que provocó otro daño ambiental.

También en días pasados varias torres de electricidad fueron dinamitadas en las ciudades de Buenaventura y Tumaco, así como el acueducto del municipio de Algeciras, en el departamento del Huila, en el sur del país, entre otras acciones terroristas.

Comentarios