sábado 19/9/20

La Xunta ve una “pequeña regresión” del brote en A Mariña y pide cautela

Sanidade registra tres nuevos positivos, lo que hace crecer los casos activos a 121 desde que se 
detectó el foco
Varias personas protegidas con mascarillas caminan por Viveiro, Lugo, que afronta su tercer día de confinamiento | eliseo trigo (efe)
Varias personas protegidas con mascarillas caminan por Viveiro, Lugo, que afronta su tercer día de confinamiento | eliseo trigo (efe)

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró ayer que los análisis de las pruebas PCR realizadas en A Mariña (Lugo) determinan que hay “una pequeña regresión” en el virus, ya que de las pruebas realizadas este lunes han resultado positivas “el 4,5%” cuando hace tres días eran el “20,5%”, aunque insistió en pedir cautela y prudencia.

Núñez Feijóo destacó que los municipios de Burela, Foz “claramente”, y también Xove, tres de los catorce que componen la comarca de A Mariña (Lugo), concentran 108 de los 121 casos activos por el brote de Covid-19 que ha obligado a establecer restricciones de movimiento y aforos durante cinco días.

La Consellería de Sanidad confirmó ayer que el número de casos activos de coronavirus en la comarca de A Mariña subió a 121, desde los 119 registrados en el último balance, y son 131 los positivos contabilizados desde el inicio de este brote, con lo cual la suma es de tres más con respecto al lunes.

Tras reunirse con el comité clínico, Núñez Feijóo, acompañado por el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, explicó que por este motivo la Xunta decidirá en dos o tres días si aplica las medidas de restricción de movimiento y aforos de forma selectiva, ya que en otros seis municipios hay 13 casos en total y en los cinco restantes no hay ninguno. El presidente gallego ha indicado, además, que de las 942 personas en seguimiento, que no han dado positivo pero se les ha recomendado que guarden cuarentena, 279 ya han concluido este periodo, por lo que ya no tienen ningún tipo de restricción.

Al igual que hiciera ayer insistió en que únicamente a las personas que hayan dado positivo, los 121 casos “hasta el momento”, se les recomienda “por prudencia” que no acudan a votar, un derecho fundamental que está “garantizado” para el resto de ciudadanos, incluidos aquellos que estén en cuarentena el día de las elecciones si han dado negativo.

De hecho, ha equiparado la situación de los 121 casos positivos hasta el momento con la de las personas que ingresen por cualquier otra patología en un hospital, que tampoco podrán votar si no lo hubiesen hecho previamente por correo. Por este motivo ha pedido a los partidos de la oposición que sean “responsables” y no metan “miedo a la gente”, ya que ir a votar el próximo domingo será “totalmente seguro”.

El presidente gallego ha explicado que en las próximas horas la Xunta, asesorada por el comité clínico, tomará una decisión entre los tres escenarios que baraja.

El primero de ellos, ha dicho, sería seguir igual, con la restricción de movimientos y límite de aforos al 50% en establecimientos en caso de que el número de casos fuese similar al actual.

El segundo escenario, en caso de un empeoramiento, implicaría la aprobación de nuevas restricciones tanto en horarios, como en aforos, como en actividades permitidas; y un tercer escenario, en caso de mejora, supondría “abrir una fase de transición” para volver a la misma situación que el resto de Galicia.

Para tomar esta decisión, continuó Núñez Feijóo, los rastreadores deberán comunicar si hay dudas de que pueda haber transmisión comunitaria, sin control, y también si es posible aplicar medidas de forma selectiva, por municipios.  En conjunto “hay razones para la tranquilidad”, ha insistido el presidente.

Comentarios