miércoles 20/1/21

La Xunta trabaja con varias entidades para que “ninguna persona tenga que pasar esta ola de frío en la calle”

Los termómetros superan los once grados bajo cero en la localidad ourensana de Calvos de Randín
Fabiola García atiende a los medios de comunicación | ep
Fabiola García atiende a los medios de comunicación | ep

La Xunta está en “permanente contacto” con entidades sociales para que “ninguna persona tenga que pasar esta ola de frío en la calle”, destacó la conselleira de Política Social, Fabiola García.

Así lo señaló la conselleira a preguntas de los periodistas sobre el dispositivo desplegado por el Gobierno gallego para atender a las personas sin techo en la comunidad.

Al respecto, la responsable de Política Social explicó que durante estos días se mantuvieron reuniones por “videconferencia y llamadas” con esas entidades y se ha expresado la disposición “veinticuatro horas” del Ejecutivo  con el objetivo de asegurar que haya plazas en albergues “y que ninguna persona tenga que pasar esta ola de frío en la calle”.

La Xunta ha recordado durante estos días que existen más de 300 plazas en la red de albergues de la comunidad para acoger a personas sin hogar ante la ola de frío que afecta a la península Ibérica.

En un comunicado emitido a la prensa el pasado sábado, el Gobierno autonómico recordaba que la mayor parte de estos centros cuentan con servicios de “restauración, alojamiento y orientación profesional, así como de aseo personal, lavandería y atención y acompañamiento social”.

La ola de frío ha provocado que el ayuntamiento de Calvos de Randín, en la provincia de Ourense, registrase ayer la temperatura mínima más baja de toda Galicia, con 11,2 grados bajo cero.

Este municipio es uno de los ayuntamientos afectados por la intensa bajada de las temperaturas de los últimos días, por la que la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta activó ayer la alerta naranja en el sur de la provincia ourensana, donde se esperan mínimas por debajo de los 8 grados bajo cero.

Además de Calvos de Randín, las estaciones de Meteogalicia registraron puntos como Verín-Vilela, con 9,1 grados bajo cero; Baltar, con 7,9 grados bajo cero y Xinzo de Limia, donde se alcanzaron los 6,6 grados bajo cero. Estos fueron los municipios gallegos con las mínimas más bajas de la jornada.

Con el fin de garantizar la seguridad de los bienes y las personas, la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior, a través del 112 Galicia, informó de la situación a los ayuntamientos afectados, a los servicios provinciales de Protección Civil y a los bomberos, entre otros efectivos. De momento, en ninguno de estos ayuntamientos se registraron incidencias de gravedad.

Además de esta situación en el sur ourensano, la Xunta activó la alerta amarilla por frío, con temperaturas de hasta 2 grados bajo cero, en el suroeste de la provincia de A Coruña, en la zona del Miño de Ourense y de Pontevedra, así como en el interior pontevedrés.

Comentarios