lunes 3/8/20

La Xunta recuerda que en el verano no hay negligencias en los incendios ya que no se puede hacer fuego

El director xeral de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto recordó que las actuaciones de prevención contra incendios “recaen en la administración, pero también en los propietarios”,

Tomás Fernández-Couto consulta unos datos junto al subdirector de Incendios, Miguel Ángel Cela | lavandeira jr (efe)
Tomás Fernández-Couto consulta unos datos junto al subdirector de Incendios, Miguel Ángel Cela | lavandeira jr (efe)

El director xeral de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto recordó que las actuaciones de prevención contra incendios “recaen en la administración, pero también en los propietarios”, al tiempo que aseguró que “en verano no hay negligencias” en este ámbito, puesto que “está prohibido usar el fuego” en quemas autorizadas.
Así lo expresó en una entrevista concedida ayer a la Radio Galega, en la que aseguró que “cada año están mejor preparados” para la lucha contra las llamas en la época de más alto riesgo. No obstante, insistió en que “todos”, y no solo la Administración autonómica, tienen “capacidad de actuación”.

Una actividad nefasta
“Luchamos contra una actividad incendiaria que es nefasta para el medio natural y muy peligrosa para la sociedad, además de destructiva para el territorio”, afirmó Fernández-Couto para después prever que la atmósfera en verano “favorecerá o no la actividad de los fuegos intencionados”.
Asimismo, el responsable de Ordenación Forestal dijo “no entender” que los ayuntamientos se quejen de no poder cumplir la normativa que les obliga a tener limpias las franjas de seguridad alrededor de los núcleos urbanos y las edificaciones aisladas.

Colaboración
En este sentido, Fernández-Couto recordó que esa norma “lleva siendo de obligado cumplimiento desde 2007”. “Ahora la Administración autonómica está haciendo un llamamiento a su cumplimiento y todos deben colaborar”, puntualizó.
Y es que, a su modo de ver, es una “cuestión de seguridad” que el territorio gallego tenga una estructura “que facilite las labores de extinción, que dificulte el avance descontrolado del fuego y aporte seguridad a la población”.
Por otra parte, la Xunta amplió de 34 a 44 el número de centros de la red de vigilancia digital de espacios forestales, de modo que proporcionará cobertura visual de más de 1,5 millones de hectáreas –el 54% del territorio– para apoyar la labor de detección y prevención los incendios.

En concreto, tal y como explicó el Gobierno gallego en un comunicado, el sistema contará con las mejoras de la empresa adjudicataria, la gallega Itelsis, e incluirá la vigilancia de terrenos de las 73 parroquias de alta actividad incendiaria (AAI), tal y como define el Plan de Prevención e Defensa Contra os Incendios Forestais.
El principal objetivo de la red es instalar cámaras en los centros de telecomunicaciones de Retegal a modo de apoyo en la extinción de incendios, ya que, en caso de detectarse un foco, el sistema aportaría información visual en directo sobre el avance de las llamas para ayudar en la toma de decisiones por parte de las autoridades.
En el desarrollo de esta red colaboran la Consellería do Medio Rural, la Axencia para a Modernización Tecnológica de Galicia (Amtega) y Retegal. Asimismo, esta iniciativa pretende poner en marcha la red de vigilancia hasta 2022 con una inversión de algo más de dos millones de euros.
Por otra parte, Galicia y Portugal liderarán a partir de julio el proyecto europeo “Life Reforest”, que tiene el objetivo de desarrollar una nueva estrategia para mitigar la pérdida de suelo debido a incendios en zonas forestales.
La iniciativa será coordinada por el Centro Tecnológico de Investigación Multisectorial (Cetim) y estará dotada con más de 1,5 millones de euros.

Comentarios