domingo 17/1/21

La Xunta pedirá entrar en la fase 2 y "la movilidad" para toda Galicia dentro de 15 días

El Gobierno gallego seguirá tratando de "diagnosticar y aislar precozmente" para "hacer imposible la transmisión de la enfermedad"
La Xunta pedirá entrar en la fase 2 y "la movilidad" para toda Galicia dentro de 15 días. Foto de archivo.
La Xunta pedirá entrar en la fase 2 y "la movilidad" para toda Galicia dentro de 15 días. Foto de archivo.

La Xunta pedirá al Gobierno central entrar en la fase 2 de la desescalada y permitir la movilidad para todo el territorio gallego dentro de 15 días, si la circulación del virus se mantiene como hasta ahora.

Así lo ha manifestado el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, este sábado en una entrevista en la Radio Galega. El titular de este departamento ha hecho estas declaraciones la mañana siguiente a conocer que el Gobierno ha permitido a las cuatro provincias gallegas pasar a la fase 1, que comienza este lunes.

Durante esta semana el Ejecutivo de Feijóo trasladó al Ministerio de Sanidad una petición para pasar a esta primera fase, en la que también pedían que se permitiese la movilidad de la ciudadanía dentro de todo el territorio gallego, una propuesta que el comité de expertos rechazó y limitó al ámbito provincial.

Al respecto, el conselleiro ha explicado que el "Gobierno entiende que debemos ir todos más o menos en una misma velocidad, lo respetamos y vamos a trabajar porque en la siguiente fase" Galicia consiga esa "movilidad en toda la Comunidad". Ha argumentado que "el freno al movimiento no debe ser tanto en función del territorio, como en función de la incidencia" de virus y "las áreas sanitarias están en una buena situación y bastante similar", por lo que podrían "tener más movilidad".

En todo caso, Almuiña ya ha avanzado que desde el departamento que dirige están "trabajando entrar en la fase 2". "Estamos ampliando las posibilidades de diagnóstico, ampliando el protocolo de petición de PCR" para que sea posible que "ante una infección respiratoria aguada el medico de atención primaria puede pedir ya la PCR".

El objetivo de esto es "diagnosticar y aislar precozmente" para "hacer imposible la transmisión de la enfermedad" y que no circule entre la población gallega. Se pasa de esta manera "de un aislamiento generalizado" de la ciudadanía, a un "aislamiento filtrado" de aquellas personas sospechosas de coronavirus.

Rastreo del virus

Para seguir controlando la situación de la pandemia, la Xunta propone varias vías relacionadas con sistemas de rastreo, a través de profesionales que se dediquen a contactar con aquellas personas sospechosas de COVID-19 y sus contactos y a través de una aplicación móvil que aún está en proyecto.

Los rastreadores trabajarán desde la atención primaria y realizarán su labor como teleoperadores. El conselleiro ha precisado que "habrá una plataforma para introducir todos" los datos referentes a los pacientes sospechosos de COVID-19 y "los podrá meter el médico de atención primaria, el 061, los servicios de preventiva y los profesionales de alertas epidemilógicas. Toda esta información se va a compartir en el historial médico". Así se conseguirá "un registro total de contagios y contactos".

Respecto a la app, la Xunta está trabajando en una aplicación "que también va a contar con este tipo de funciones". El dilema que surge ahora, tanto a nivel gallego, como nacional y europeo, radica en "definir hasta donde llega la potestad de la salud pública para buscar enfermos y la privacidad de los datos" de los pacientes. "Entre eso nos movemos para configurar una app que no solo permita el rastreo de contactos", sino también "dar instrucciones" para el aislamiento, pautas de seguimiento y que el "confinamiento se cumpla a rajatabla".

REACTIVACIÓN DEL SERGAS

Sobre el plan de reactivación de la actividad en el Sergas, el conselleiro apunta a "mantener circuitos separados en áreas de atención hospitalaria y primaria, potenciar la consulta telefónica, el sistema de teleasistencia o incrementar la cita presencial para el seguimiento de pacientes frágiles".

Los patrones que se seguirán en la sanidad gallega a partir de ahora serán diferentes por los aspectos mencionados, pero también porque no se puede "poner en riesgo a nuestros profesionales". Por este motivo, Almuiña no descarta que se establezcan centro comarcales de referencia para tratar el COVID-19 en determinadas zonas, ya que "hay centros de salud pequeños que no pueden tener dos circuitos, por lo que en estos casos se definirá cómo se procede a la atención a nivel comarcal".

En cuanto a la recuperación de la actividad quirúrgica, se retomará "progresivamente". Si bien la cirugía de urgencia, oncológica y de trasplantes nunca se paralizó, "ahora se está reincorporando desde hace una semana las cirugías preferentes" que "tienen tiempos limitados" para su realización "porque la repercusión para el paciente puede ser grave". En este sentido, ha señalado que el Sergas prevé "llegar a una actividad regular" dentro de "un mes".

Menos del 2% de circulación

Por otra parte, Jesús Vázquez Almuiña también ha tenido tiempo para hablar de cómo evoluciona el sistema de detección de casos de coronavirus en la Comunidad, así como los nuevos sistemas en los que se está trabajando a nivel sanitario para tratar a los pacientes o las pruebas diagnósticas.

Ha precisado que en Galicia "se han realizado desde el inicio de la pandemia sobre 200.000 pruebas" entre PCR y test rápidos. Todos los usuarios de residencias de mayores han sido testados y lo mismo sucederá con los profesionales que trabajan en el Sergas. No descarta que con el paso de las semanas se hagan "revisiones" a ciertos colectivos, para ver cómo evoluciona el virus entre ellos.

Además, apunta a que en Galicia hay sobre 200 ayuntamientos en los que durante los últimos "3, 7 o 14 días" no se han detectado nuevos contagios y lo considera un buen indicador. Renglón seguido, ha destacado que el estudio epidemiológico del Sergas ha terminado su primera tanda de pruebas y que ahora se someterán a los análisis estadísticos para concluir resultados.

En todo caso, señala que está "claro" que el virus "circuló muy poco por Galicia" podría tener "menos del 2%" de circulación en toda la Comunidad, pero "las cifras concretas se conocerán durante los próximos días". La segunda fase del estudio epidemiológico "se iniciará en tres o cuatro semanas".

Al tiempo que se analizan estos primeros resultados, en el área de Vigo se tratará a un paciente con COVID-19 con el plasma de una persona curada. Sobre este asunto, el conselleiro ha explicado que este método "abre un campo muy importante, porque el organismo que supera esta enfermedad crea un número importante de anticuerpos. Si conseguimos transmitirlos a través de la transfusión de plasma, podemos darle inmunidad a la persona enferma. Puede ser una fórmula muy buena para tratar de disminuir la mortalidad de la enfermedad", ha destacado.

Sentido común

Ahora es el momento de afrontar la entrada en la fase 1 desde Galicia, un proceso en el que el Gobierno gallego podrá realizar "matizaciones" sobre las franjas horarias que deben cumplir los ciudadanos. Al respecto, Almuiña ha destacado que "Galicia va a tratar de flexibilizar estos aspectos, dentro de las posibilidades que deje el Gobierno".

Apunta a "tratar de matizar para mejorar la movilidad de la población, que ya estuvo aislada durante mucho tiempo, para que la gente mayor pueda pasear y tener alguna actividad física para salvaguardar sus condiciones de vida".

En todo caso, "lo fundamental es tener los conceptos en la cabeza: hay que evitar aglomeraciones, mantener los dos metros de seguridad y aplicar el sentido común".

Comentarios