martes 1/12/20

La Xunta congelará en 2015 los peajes de las autopistas de titularidad gallega

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, adelantó ayer que su gobierno también congelará el próximo año los peajes de las dos autopistas de titularidad autonómica: la AG-55 (Carballo y A Coruña) y la AG-57 (Puxeiros-Valmiñor).

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, informa de los acuerdos de su Gobierno
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, informa de los acuerdos de su Gobierno

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, adelantó ayer que su gobierno también congelará el próximo año los peajes de las dos autopistas de titularidad autonómica: la AG-55 (Carballo y A Coruña) y la AG-57 (Puxeiros-Valmiñor).
En la rueda de prensa posterior al Consello da Xunta, Feijóo aprovechó para destacar que las dos autopistas de titularidad gallega tienen “desde hace tiempo” uno de los peajes “más baratos de España” y recordó que, adicionalmente, desde 2010, el Gobierno decidió rebajar hasta el 50% los viajes de ida y vuelta en el mismo día.
Por otro lado, el Gobierno gallego aprobó ayer un acuerdo para regular el procedimiento de contratación pública negociada según el cual las empresas competidoras para hacerse con un contrato por esta modalidad podrán conocer “las características esenciales de sus competidoras”.
El presidente de la Xunta explicó al término de la reunión semanal del Ejecutivo autonómico que de este modo se conseguirá una mayor competencia entre las empresas y se alcanzará “una mejor oferta” para los intereses públicos, además de “ahondar en la transparencia en la contratación autonómica”.
Con este acuerdo que la Xunta pretende introducir en las cláusulas de los pliegos de licitación en este tipo de concursos, en los que la Administración selecciona a varias empresas, las firmas invitadas sabrán las características esenciales de sus competidoras de modo que “podrán enmendar la propuesta inicial, mejorar los precios y lograr un ahorro”.
Además, podrá haber una reunión final presencial de la Administración con las empresas que se hayan presentado “por si quieren modificar el precio”, cambiar su oferta, antes de la adjudicación definitiva.
“Más luz y taquígrafos en este tipo de contratación no es posible”, afirmó el presidente gallego, que incidió en que se trata de dar un paso más para la contratación eficiente y responsable.
En este tipo de contratos, el límite para obras será de entre 50.000 y 200.000 euros, mientras que en servicios el valor de los contratos oscila entre 18.000 y 60.000 euros.
Recordó que hace un año, con la aprobación de la ley de racionalización del sector público autonómico la Xunta ya rebajó a la mitad las cuantías de adjudicación directa para obras menores.

condiciones
Para obras, dijo, en el Estado la cifra es de 50.000 euros, mientras que en Galicia es de 25.000 euros, mientras que en servicios en el resto de España se puede adjudicar por 18.000 euros y en Galicia por 9.000 euros.
“Exigimos el doble que el resto de administraciones en una decisión discrecional de las autoridades administrativas”, dijo.
Respecto a la adaptación de la ley de transparencia estatal dijo que hay un plazo de dos años si bien algunos aspectos ya están en vigor en Galicia, que cuenta con norma propia en esta materia desde 2006, y en otros incluso se supera.
“No es que nos adaptemos, sino que innovamos en contratación pública”, dijo respecto a la modificación de la adjudicación de los contratos negociados.
En cualquier caso mostró su confianza en que en el primer trimestre del próximo año pueda estar adaptada la norma.
Asimismo, y también al amparo de este plan, se aprobó el pasado mes de septiembre el catálogo de autoprovisión y se tomó razón de los suministros, obras, servicios y prestaciones que serán objeto de contratación centralizada. Una forma de cooperación y coordinación entre consellerías que se estima que supondrá un ahorro de 30 millones de euros anuales a las arcas públicas.

Comentarios