martes 22/9/20

La Xunta cifra en más de 3.000 millones su plan de reactivación de la economía

Buscan paliar los efectos de la pandemia en los sectores castigados y fortalecer los servicios públicos
El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, en rueda de prensa | xoán rey
El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, en rueda de prensa | xoán rey

El Gobierno gallego dio ayer el visto bueno a un plan de reactivación y dinamización económica para paliar los efectos de la pandemia del coronavirus en los sectores más castigados y para fortalecer los servicios públicos y que cifró en 3.043 millones de euros entre fondos públicos y privados.

Una de las medidas más destacadas de este plan, explicó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en rueda de prensa, es la ampliación de las “vacaciones fiscales” en los tributos autonómicos hasta el próximo 1 de noviembre, que afectará a 32.000 familias y que supondrá una merma de ingresos públicos de unos 35 millones de euros mensuales.

Este ha sido el asunto principal del Consello de la Xunta, que dio el visto bueno también a la adquisición de un nuevo supercomputador, el Finisterrae III, por 7 millones de euros; así como a la previsión para contratar en distintos programas a algo más de 1.600 personas desempleadas o en riesgo de exclusión.

En cuanto al plan de reactivación, el presidente gallego explicó que el grueso del plan, 1.741 millones de euros, provendrá de recursos públicos; una parte de los cuales serán aportados por el Gobierno, mientras parte saldrá de la reconsideración y reprogramación de fondos europeos de la comunidad autónoma y una tercera parte corresponde a reorientación del presupuesto de 2020.

Como ya avanzó esta semana, el Gobierno gallego trabaja también en “tres o cuatro grandes proyectos tractores”, que irá presentando “en semanas o meses”, que encajan con la estrategia de la Unión Europea y que supondrán “una gran inversión, tendrán grandes incentivos públicos” y contribuirán en la creación de puestos trabajo, explicó.

Además, la Xunta aspira a movilizar 1.302 millones de euros de iniciativa privada, principalmente, aunque no solo, según explicó el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, que detalló las partidas de fondos públicos y las áreas a las que se van a dedicar. De este modo, 828 millones de euros de los 1.741 totales provendrán de reasignaciones del presupuesto de este año; mientras que otros 256 millones corresponden a la “aceleración” y “desplazamiento” de ejecución de fondos europeos previstos hasta 2023 a los años 2020 y 2021.

De las aportaciones estatales, la Xunta confía en recibir 506 millones con un cálculo “prudente”, ya que considera que le corresponde “muchísimo más” y pese a que únicamente recibió algo más de 40 millones hasta el momento. El dinero restante, 151 millones, hasta completar los 1.741 millones previstos de fondos públicos, corresponden a “márgenes presupuestarios”, con 100 millones provenientes del denominado Fondo Covid-19 y los otros 51 con déficit adicional, ahorro de intereses y remanentes de entidades.

En cuanto a las prioridades de gasto, la sanidad se llevará 450 millones, la partida principal; seguida de la dinamización económica, para la que están previstos 334 millones y la Xunta confía en movilizar mas de 600 millones.

Otras partidas destacadas son el empleo, con 197 millones, cuyas medidas serán llevadas a la mesa del diálogo social; la educación, con 72 millones, para profundizar en la adaptación de centros y en el libro digital, y la política social, con 105 millones de euros. Además, Turismo y Cultura recibirán 58 millones de euros; Medio Rural 161; Mar 77; Medio Ambiente y Vivenda 104 e Infraestruturas e Mobilidade 183 millones de euros, según anunció Martínez.

Preparada

El conselleiro insistió en su presentación en que “Galicia está mejor preparada” para afrontar esta crisis y la recuperación, dada su “estabilidad” y sus esfuerzos de consolidación fiscal a lo largo de los últimos once años.

En su intervención, al igual que Núñez Feijóo, destacó que este plan fue posible gracias a la colaboración del comité de expertos económicos independientes que asesoró a la Xunta en las últimas semanas y que han elaborado informes sobre liquidez, flexibilidad laboral, solvencia y reactivación económica.

El presidente gallego mostró su intención, además, de llevar al Parlamento este plan una vez pasadas las elecciones si tiene la posibilidad de repetir tras el 12 de julio, ya que la tarea de reactivación y dinamización económica ocupará al próximo gobierno de Galicia al menos hasta la mitad de 2022, “para recuperar el PIB de antes de la pandemia”.

La Xunta también aprobó ayer en el Consello invertir cerca de seis millones de euros para comprar material sanitario para dar protección a profesionales y pacientes de Covid-19. Este presupuesto se destinará a la adquisición 54 millones de guantes, cerca de 265.00 mascarillas FFP2 y 64.500 FFP3, así como 1.500 test de detección.

Comentarios