martes 19/1/21

La Xunta analiza con centros concertados la ley Celaá, cuya aplicación aspira a “reducir”

Los delegados trasladan a los centros el compromiso de mantener esta modalidad
Román Rodríguez interviene durante un Pleno | aec
Román Rodríguez interviene durante un Pleno | aec

La delegada territorial de la Xunta en Vigo, Marta Fernández-Tapias, ha analizado con representantes de centros concertados la nueva ley educativa, cuya aplicación ha expresado que el Gobierno gallego aspira a “reducir al mínimo posible” en la medida “en la que lo permita” esta normativa.

Tras una reunión mantenida en Vigo con la plataforma Más Plurales a petición de la misma, calificó de “reduccionista” la ley Celaá dado que impone el centro escolar en el que deben estudiar los niños, lo que afecta al derecho de los padres a elegir, recogió la Xunta en un comunicado.

En este sentido, criticó que, mediante la nueva normativa, que recibió la luz verde del Congreso y permanece pendiente del Senado, se busque “imponer un único tipo de enseñanza, dejando sin elección a las familias” y aseguró que fomenta la minoración de la calidad educativa y la desigualdad.

Además, Fernández-Tapias concluyó que esta ley busca “crear una confrontación en el ámbito de la lengua, que en Galicia es inexistente”. Así, ha defendido que, a diferencia del Gobierno central, la Xunta “cree en la calidad educativa y el plurilingüismo” y, en especial, “en el derecho de los padres y madres a decidir”.

También el delegado de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, mantuvo ayer en un encuentro de trabajo con los representantes de los centros educativos concertados de la provincia en el que les trasladó que el Gobierno de la Xunta está trabajando para “blindar la calidad, la equidad, la igualdad de oportunidades y la cultura del esfuerzo”.

Comentarios