• Viernes, 17 de Agosto de 2018

La Xunta alega que la vigilancia del casco histórico y la Catedral es “responsabilidad” del Ayuntamiento

El conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, alegó que las labores de vigilancia tanto del casco histórico como de la fachada de la Catedral de Santiago son “responsabilidad” y “ámbito” de la Policía Local y del Ayuntamiento.

La Xunta alega que la vigilancia del casco histórico y la Catedral es “responsabilidad” del Ayuntamiento
El titular de Cultura, Román Rodríguez | lavandeira jr (efe)
El titular de Cultura, Román Rodríguez | lavandeira jr (efe)

El conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, alegó que las labores de vigilancia tanto del casco histórico como de la fachada de la Catedral de Santiago son “responsabilidad” y “ámbito” de la Policía Local y del Ayuntamiento.
A preguntas de los medios, el titular de Cultura de la Xunta expresó que tanto el Consistorio como sus fuerzas de seguridad “tienen que ser conscientes” de que la zona vieja es una “joya cultural, casi un museo al aire libre”.
Por ello, afirmó que el Ayuntamiento tiene la “obligación de mantener la seguridad y la convivencia” de un espacio “tan simbólico y tan singular” como la ciudad de Santiago de Compostela, distinguida como Patrimonio de la Humanidad desde 1985.
Además, sobre si se prevé aumentar las cámaras de videovigilancia en la zona, insistió en que, si bien “todo lo que sea contribuir a preservar y prever” el vandalismo en los monumentos es “positivo”, este trabajo es “responsabilidad” del Ayuntamiento.
Todo ello lo expresó Román Rodríguez frente a la figura del siglo XII de la fachada de la Catedral por Praterías, que ha sido restaurada después de que este lunes amaneciese con una pintada hecha a rotulador azul cuyo autor o autores todavía se desconocen.

Cámaras insuficientes
En este sentido, el conselleiro destacó que las cámaras de seguridad existentes en la zona “no son suficientes” para detectar al infractor, por lo que le deseó“éxito” a la Policía en la identificación del autor de esta “barrabasada”, según sus palabras.
Los trabajos de restauración, tal y como dijo, se realizaron en un tiempo “récord”, ya que se iniciaron el mismo lunes por la noche y concluyeron ayer. Con un coste entre 10.000 y 12.000 euros, las obras se han realizado con la maquinaria de restauración del Pórtico de la Gloria. “Si no la tuviéramos ya aquí, sería más cara”, aseguró el conselleiro.
“Teniendo en cuenta que es una pintada pequeña, imaginemos que se hiciese más grande. Sería un coste importantísimo, además de que estas acciones perjudican algo vital para nuestra cultura y economía”, reivindicó.
Por su parte, el director de la Fundación Catedral, Daniel Lorenzo, celebró el resultado “óptimo” que consiguieron los técnicos de restauración, que son sus “colaboradores habituales” bajo la dirección de la responsable de conservación de la institución, Noelia Márquez.
A renglón seguido, Lorenzo explicó que el proceso de recuperación fue “delicado” porque “se debería procurar que no se perdiese volumen de la masa de mármol” de la figura. De igual modo, subrayó que la Fundación ha colocado un cártel de “no tocar” con el que buscan que los visitantes “no toquen esa pieza” que sufrió el acto vandálico “ni la fachada”, porque, prosigue, “tiene 900 años y la piedra tiene alteraciones”.
Las fuerzas de seguridad siguen revisando las grabaciones que hayan podido quedar registradas en las cámaras de esta zona del casco histórico compostelano.l