miércoles 25/11/20

La Xunta advierte a Alcoa de que podría cometer “fraude de ley” si ignora el interés de Liberty House

El conselleiro de Industria aseguró que el ERE debería quedar invalidado si la compañía “actúa de mala fe”
Los trabajadores de Alcoa protestan en Santiago contra el cierre de la planta | efe
Los trabajadores de Alcoa protestan en Santiago contra el cierre de la planta | efe

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria en funciones, Francisco Conde, consideró ayer que Alcoa debe tener en cuenta, en el proceso de negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) para la planta de San Cibrao (Lugo), el nuevo contexto generado por la aparición de un inversor interesado en su compra y le advirtió de que, “si actúa de mala fe” puede incurrir en “un fraude de ley y se podría, incluso, invalidar el ERE”.

En declaraciones a la Radio Galega, Conde señaló que la Xunta no ha recibido todavía una respuesta de la multinacional al requerimiento del Gobierno gallego para que retire el ERE para 534 empleados tras conocerse que el grupo de origen británico Liberty House está interesado en hacerse con las instalaciones de Alcoa.

La situación y las novedades han sido notificadas también a la Inspección de Trabajo, informó el conselleiro, que indicó que en la reunión de ayer con el comité de empresa de Alcoa y representantes de Liberty House espera conocer el plan industrial y energético de esta compañía, así como las previsiones sobre el empleo par el caso de que se convierta en la nueva propietaria de la planta.

“Esperamos que tanto el Gobierno como Alcoa dejen a un lado las excusas”, pidió Conde, que llamó a alcanzar un acuerdo para la venta y ha vuelto a reclamar al Ejecutivo estatal que concrete el marco energético.

Recado al Gobierno
El conselleiro consideró que es el Gobierno central el que tiene que “tomar la iniciativa” en este momento por su “responsabilidad en materia del precio eléctrico” y ha vuelto a plantear la posibilidad de una intervención temporal de la planta.

“Tenemos 48 horas para actuar y espero que el Gobierno no esté esperando a que otros traigan una solución que le corresponde”, manifestó y avisó de que, si el Ejecutivo estatal no actúa, ello podría suponer el cierre de Alcoa, puesto que el periodo formal de consultas del ERE termina mañana, 4 de agosto.

En caso de que el grupo Liberty House se haga con las instalaciones de A Mariña, la Xunta le pedirá un compromiso “centrado no solo desde el punto de vista industrial, sino energético”, dijo Conde, que aludió al caso de la venta de Alu Ibérica en A Coruña y a sus actuales problemas. 

“Si estamos en esta situación en A Coruña es porque el Gobierno no dio respuesta a su compromiso de concretar ese precio eléctrico”, reprochó el conselleiro de Industria.

Esta semana la Xunta, como autoridad laboral competente en Galicia, envió un requerimiento a Alcoa para que retire el ERE, después de que la multinacional Liberty House haya mostrado su interés en la compra del complejo de A Mariña.

Conde aseguró que la Xunta va a poner “todas las medidas” para paralizar el despido colectivo, porque “no parece razonable” que Alcoa “no se siente” para atender esa oferta.

El conselleiro en funciones también animo a que los responsables de la planta “desistan en su objetivo de parar las cubas”, un proceso que les cuesta millones de euros a la semana.

Comentarios