jueves 3/12/20

Villoslada, Leiceaga y Gonzalo Caballero formalizan sus precandidaturas para liderar el PSdeG

El diputado coruñés Juan Díaz Villoslada, el militante socialista vigués Gonzalo Caballero y el portavoz parlamentario del PSdeG en la Cámara, Xoaquín Fernández Leiceaga, registraron ayer en la sede compostelana de O Pino

Villoslada muestra el cartel con sus propuestas de cara a liderar el partido | xoán rey (efe)
Villoslada muestra el cartel con sus propuestas de cara a liderar el partido | xoán rey (efe)

El diputado coruñés Juan Díaz Villoslada, el militante socialista vigués Gonzalo Caballero y el portavoz parlamentario del PSdeG en la Cámara, Xoaquín Fernández Leiceaga, registraron ayer en la sede compostelana de O Pino la documentación para acreditarse como precandidatos y optar formalmente a liderar la formación en Galicia.
Aunque el plazo para las precandidaturas finaliza hoy, los tres dieron este paso en la primera jornada habilitada según el calendario de las primarias. Villoslada y Caballero acudieron en persona, mientras que la documentación de Leiceaga la entregó uno de los miembros de su equipo.

1 Villoslada apela al
“juego limpio”
El primero en llegar a la sede socialista de la rúa de O Pino fue el diputado socialista Juan Díaz Villoslada, quien apeló al “juego limpio” después de que otro aspirante, el vigués Gonzalo Caballero, le afease haber sido subdirector xeral en un gobierno del popular Manuel Fraga.
En concreto, en una entrevista con Europa Press, Caballero echó en cara al parlamentario un dato de su currículo: haber ocupado un cargo en la Xunta durante la etapa de Manuel Fraga, la subdirección xeral de Administración Local. “No me convence que el PSdeG pueda estar liderado por subdirectores del gobierno de Fraga mientras los socialistas luchábamos contra sus mayorías absolutas”, dijo. Tras presentar su precandidatura a las primarias del 8 de octubre, Villoslada apeló “al mejor juego de competición” y llamó a quienes sean precandidatos a hacer “una campaña absolutamente limpia y constructiva”, que sea “para aportar y no para restar”. A preguntas de los medios sobre las declaraciones del vigués, replicó que las vio, antes de afirmar que le llama “la atención” o bien su “falta de conocimiento sobre la función pública y su estructuración” o “un comentario que pueda ser malintencionado”.
“Apelo al juego limpio; el partido necesita una nueva etapa y no abrir una nueva etapa con formas viejas de actuar”, proclamó, a la vez que pidió ser “constructivos”, no “destructivos”. “Llevamos cierto tiempo en esa dinámica y este tipo de formas de usar una biografía o un currículo profesional, no creo que sea lo que los militantes quieren en este momento”, aseveró el diputado.

2Caballero espera el protagonismo de las bases
Por su parte, el militante socialista Gonzalo Caballero registró su precandidatura a la Secretaría General del PSdeG y manifestó que espera que las primarias para escoger al nuevo líder del partido en Galicia estén “protagonizadas por las bases”.
Caballero, que formalizó personalmente su inscripción en el proceso de primarias apenas una hora después de que lo hiciese uno de sus competidores, Juan Díaz Villoslada, declaró, a su entrada en la sede de los socialistas gallegos, que el PSdeG “necesita abrir una etapa de cambio, una etapa de renovación”.
Es por ello que ha decidido tomar la decisión de presentarse a un proceso de primarias para el que deberá recabar, en primer lugar, el aval del 10% de la militancia, un umbral que no fue capaz de superar cuando quiso optar a ser el candidato socialista a la presidencia de la Xunta.
Según el precandidato socialista, la militancia ahora “sabe que su voto importa y es determinante, tal y como se demostró en las últimas primarias” en las que salió electo Pedro Sánchez.
“No nos podemos resignar a creer que el PSdeG puede seguir en una etapa de debilidad”, concluyó, antes de pedir a todos los militantes que “avalen a una candidatura y, en la medida en que quieran un cambio y una nueva etapa sin tutelas y sin ningún tipo de baronías desde la sombra, que apoyen” a la suya en concreto.
Asimismo, se refirió a la polémica abierta con otro de los aspirantes, Díaz Villoslada. “Lo único que trasladé es que a mí, como militante de base, no me convencía que nuestra organización fuese dirigida por quienes fueron directora general o subdirector general en los gobiernos de Fraga Iribarne, porque en esos años los socialistas de base estábamos trabajando contra las mayorías absolutas de Fraga en Galicia y de Aznar en Madrid”, replicó.
Así pues, ante las demandas de “juego limpio” efectuadas por Villoslada, Caballero argumentó que está “muy tranquilo” porque él propone un “debate de ideas y de planteamientos”, aunque en este caso ha atribuido sus declaraciones a un intento de definir qué “perfiles políticos” representan cada uno de los candidatos.

3 Leiceaga quiere dejar atrás las divisiones
Por su parte, en O Barco (Ourense), Leiceaga apeló a que haya un debate “claro y transparente” y pidió “dejar atrás las divisiones y no preguntarle a nadie qué hizo en los procesos anteriores, sino que está dispuesto a hacer en el futuro”. También llamó a dejar atrás los debates internos para dirigirse “directamente a la sociedad”.
El portavoz parlamentario del PSdeG se comprometió a dejar los “debates internos” en un segundo plano para “pasar página” y centrarse en los asuntos que realmente preocupan a la sociedad.
El portavoz del PSdeG ha insistido en que el “factor de unidad” es la “condición imprescindible para conseguir recuperar el papel que debe tener el PSdeG” y manifestó su deseo de que, durante lo que dure el proceso de primarias, haya un debate “transparente, claro” y con “participación de la militancia”. l

Comentarios