lunes 28/9/20

Villares dice que no le preocupan las “opiniones divergentes” en el grupo

El líder de En Marea reivindica su papel como portavoz de la formación rupturista en el Parlamento

El portavoz de En Marea, Luís Villares, durante su rueda de prensa en la sede del grupo parlamentario | xoán rey (efe)
El portavoz de En Marea, Luís Villares, durante su rueda de prensa en la sede del grupo parlamentario | xoán rey (efe)

El portavoz de En Marea, Luís Villares, señaló que no le “preocupa” que existan “opiniones divergentes” en el grupo parlamentario que encabeza en la asamblea legislativa gallega. “Me preocupa el trabajo”, aseveró ayer a preguntas de los periodistas.


Así se expresó Villares cuestionado sobre el traslado de las tensiones internas del espacio político –después de las polémicas primarias que estuvieron varias semanas en suspenso por presuntas irregularidades– al Pazo do Hórreo, donde diez de los catorce diputados de En Marea están alineados en el sector que es crítico con el portavoz parlamentario y orgánico del partido instrumental.


En esta línea, y después de que algunos de sus compañeros en la Cámara hayan puesto en duda su legitimidad para representar al conjunto del grupo, Luís Villares reivindicó su papel como portavoz y, por lo tanto, referencia de En Marea en el Parlamento de Galicia. “Yo doy cuenta de la actividad política de En Marea y represento la postura de En Marea en la Cámara”, incidió el magistrado lucense. “Yo soy dueño de las declaraciones que yo hago. Soy el portavoz y hablo por toda En Marea”, zanjó.

Villares, que evitó referirse a la crisis abierta en Podemos tras el anuncio efectuado por Íñigo Errejón de que se suma al proyecto de la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, remarcó que el partido instrumental “tiene mucho futuro” como, a su juicio, representan las iniciativas que presentó este lunes en el Parlamento, relativas a sanidad y política fiscal.

Respuesta
Así respondía a su compañera de grupo Luca Chao (Podemos), que afirmó que En Marea “tal y como nació en Vigo, fracasó, o más bien, la hicieron fracasar”, culpando de ello a Luís Villares y sus afines.

Asimismo, Villares reiteró que los problemas internos de En Marea “están resueltos” desde las polémicas elecciones internas en las que su candidatura recibió el respaldo de los inscritos, si bien la lista perdedora, integrada por el sector crítico, continúa sin reconocer los resultados un mes después del fin del proceso.  
En rueda de prensa, Villares ha evitado pronunciarse de este modo sobre las discrepancias internas que existen en el seno del grupo y se ha limitado a reiterar que él habla en representación de todas las personas que componen En Marea.

Comentarios