miércoles 2/12/20

Las víctimas del Alvia reclaman a los sindicatos que velen por la seguridad de la plantilla de Renfe

La plataforma de víctimas del accidente de tren Alvia 04155 se dirigió por carta a los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez Rodríguez.

Félix Díaz, de UGT, que formaba parte del consejo de administración del Adif, en los juzgados	efe
Félix Díaz, de UGT, que formaba parte del consejo de administración del Adif, en los juzgados efe

La plataforma de víctimas del accidente de tren Alvia 04155 se dirigió por carta a los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez Rodríguez, para exigirles que cumplan con su cometido de velar por la seguridad de empleados de Renfe y del Adif.
En la misiva, este colectivo exige, además, que dos imputados, Juan Carlos Cáceres, de CCOO, y Félix Díaz, de UGT, sean apartados de sus puestos, dado que actualmente “siguen ocupando cargos directivos” en ambas organizaciones, así como que se depuren las correspondientes responsabilidades políticas.
La plataforma lamentó también que tanto estas dos personas como el resto de imputados hayan optado por no declarar ante el juez Luis Aláez, al que relevó Andrés Lago Louro al frente del juzgado de instrucción número 3 de Santiago.
Si bien es un derecho, sostuvo este organismo, se trata de “una falta de respeto a todas las víctimas”, máxime cuando, como reza el dicho, el que nada teme, “nada tiene que ocultar”.
Alvia 04155 recriminó a los sindicatos que no cumplan con su tarea en el consejo de administración del gestor ferroviario, al no defender los intereses de los trabajadores, garantizando su seguridad en la realización de su trabajo, y defendiendo a su vez a todos los usuarios de este transporte público.
“No nos consta que dichos representantes denunciaran irregularidad alguna en este sentido”, dice en el escrito divulgado a los medios de comunicación. El juzgado de instrucción número tres de Santiago, que ha quedado ahora en manos del juez Andrés Lago Louro, citó como imputados al interventor general del Estado José Carlos Alcalde, y, antes que a él, al presidente de Adif en 2011, Antonio González Marín, y a Andrés Cortabitarte, responsable de la seguridad en la circulación.
Ninguno de los tres prestó testimonio, y tampoco los nueve vocales del consejo de administración del Adif que formaban parte de la cúpula en 2011, cuando entró en funcionamiento la línea entre Ourense y Santiago en la que se produjo el descarrilamiento, y que fueron anteriormente convocados.
Se trata de Juan Ángel Mairal, Mercedes Caballero, Juan Carlos Cáceres, Félix Díaz, Carlos María Juárez, Gerardo Luis Gavilanes, Mercedes Rodríguez, Carlos Bartolomé y Javier Hurtado.

Comentarios