domingo 20/9/20

El vecino que avistó un lince se reafirma en su descripción del animal que vio con telescopio

El vecino que el pasado sábado al mediodía vio cerca de su casa en Lesón un ejemplar felino que identificó como un lince ibérico por los rasgos tan característicos e inconfundibles

Esta es una imagen similar a la del animal que vio el vecino de Lesón
Esta es una imagen similar a la del animal que vio el vecino de Lesón

El vecino que el pasado sábado al mediodía vio cerca de su casa en Lesón un ejemplar felino que identificó como un lince ibérico por los rasgos tan característicos e inconfundibles que tiene en su cabeza, se reafirma en su creencia de que se trata de un animal de esa especie y espera que alguien más pueda verlo. Desde que se hizo público dicho avistamiento fueron varias las personas que sin verlo han puesto en duda ese testimonio y plantearon nuevas hipótesis, como la de que se trata de un gato montés, una marta o una jineta, entre otras.
Sin embargo, ese residente manifiesta que el animal que pudo observar tiene barba y las orejas puntiagudas y rematadas en pelos encrestados, por lo que invita a quien tenga otra opinión diferente a esa que la exponga aportando argumentos.
Este pobrense, que unos días antes de avistar ese felino pudo comprobar que le aparecieron muertas ocho ocas que tenía en su huerta vallada, manifestó que el mismo sería el primero que creería que no es un lince, pues no es nada común que se mueva por la zona, “pero a sospeita está aí”, después de que lo que pudo ver a través de un telescopio durante aproximadamente un minuto fue las partes del animal tal y como la ha descrito, y que si no llega a tener ese aparato para verlo desde tan cerca “posiblemente me hubiera quedado con la idea de que era un gato muy gordo”. En este sentido, precisó que desde la ventana de su casa en Lesón pudo ver a unos 50 metros de distancia un animal que le pareció un gato, pero que su tamaño era más del doble, por lo que fue a buscar el telescopio para comprobar de que se trataba. Aprovechando que el animal seguía en el lugar, prácticamente sin moverse, pudo ver la cabeza, pues el resto del cuerpo lo cubría la vegetación. De haber podido observar la cola tendría algún elemento más de juicio, pues la del lince es corta a diferencia de ejemplares de otra especie.
Para que quedase constancia de lo que estaba viendo, cogió su teléfono móvil y lo grabó desde esa distancia y aunque lo recoge en la parte superior izquierda de las imágenes está muy lejos y su nitidez es muy reducida. Ese testigo de la supuesta presencia de un lince ibérico en la zona indicó que a los pocos segundos escapó, posiblemente al percatarse de su presencia, pues no había ninguna persona más en ese entorno y no es de los animales que se deja ver con demasiada facilidad.

ALGÚN PARECIDO
Este vecino que avistó a dicho felino depredador que le pareció un lince indicó que nada más hacerse público lo ocurrido le llegó alguna idea diferente a las que forman parte de las especulaciones de quienes no lo han visto. De hecho, un amigo le comentó que existe un gato que podría parecerse, pero se trata de un animal que tiene un precio que ronda los 2.000 euros de precio y no conoce a nadie de la zona que tenga un ejemplar así, ni tampoco que valiendo ese dinero no cree que lo dejasen libre.
Este vecino agradece las manifestaciones realizadas por biólogos, incluso de Madrid, que trabajan en el estudio de la población del lince para comprobar su localización y realizar una zona dibujada para establecer itinerarios, y que se mostraron interesados en poner en práctica sus procedimientos para realizar las comprobaciones si se trata del lince, así como de otros que tienen previsto hacer seguimiento en los próximos días para tratar de verificar de que se trata.

Comentarios