El TSXG anula la autorización de Xunta para repotenciar los eólicos de Corme

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG) ha anulado la autorización de la Xunta para repotenciar el parque eólico de O Roncudo, en Corme (A Coruña), al considerar que el plazo para la consulta pública sobre el impacto ambiental debió durar 30 días y no 15.


En esta resolución, de la que informan fuentes del alto tribunal gallego, los jueces destacan que, en contra de la directiva europea, el expediente que se sometió a exposición pública carecía de los informes sectoriales.


Según la sala, el Gobierno gallego acordó, en febrero de 2018, declarar de "interés especial" la modificación sustancial del parque, lo que implicaba "tramitarla de forma prioritaria" y, por tanto, reducir de 30 a 15 días hábiles el plazo del procedimiento de autorización administrativa previa y de construcción, así como los de evaluación ambiental y el proyecto sectorial.


La sección tercera de la sala de lo contencioso-administrativo, sin embargo, ha declarado que no procede aplicar la Ley 5/2017, que establece un plazo de 15 días para el trámite de informar a la ciudadanía sobre este tipo de proyectos, al considerar esa ley contraria a dos directivas europeas en materia de medioambiente, que fijan un plazo mínimo de 30 días para ese trámite.


"La primacía del derecho comunitario sobre el autonómico no deja lugar a dudas", sostienen los jueces, que concluyen que en este caso no fue acorde a derecho la reducción del plazo de información pública a 15 días en el procedimiento de evaluación del impacto ambiental.


El TSXG argumenta que, según la directiva europea, antes de someter a información pública este proyecto, la Xunta debió presentar los informes sectoriales ya que, al no hacerlo, los interesados "no pudieron ejercer de forma plena su derecho a participar de forma efectiva y con pleno conocimiento de todas las opciones que se presentaban".

El TSXG anula la autorización de Xunta para repotenciar los eólicos de Corme

Te puede interesar