miércoles 2/12/20

Los trabajadores piden que la Xunta y el Gobierno obliguen a Alcoa a negociar

La plantilla de San Cibrao se queja de que la empresa se levantase de la mesa sin responder a su última oferta
Trabajadores de Alcoa se manifi estan a las puertas del Parlamento gallego | XOÁN REY (EFE)
Trabajadores de Alcoa se manifi estan a las puertas del Parlamento gallego | XOÁN REY (EFE)

Centenares de trabajadores de Alcoa se concentraron ayer ante el Parlamento gallego, con motivo de la sesión constitutiva de este viernes en la Cámara, en donde reclamaron que “el Gobierno y la Xunta deben de decirle a esta empresa que se siente a negociar sin condiciones”.

En declaraciones a los medios, el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, considera que Xunta y Gobierno “son los que tienen que coger a esta multinacional, sentarla y decirle que tiene que aceptar sentarse a negociar sin obligar a la otra empresa a tener que recibir una sanción tan gorda como que paren las cubas”. Zan explicó que llevaron su protesta hasta el Parlamento para “decirle a cada uno de los candidatos que lo primero que tienen que hacer aquí dentro es arreglar el problema que hay en A Mariña Lucense”. “Todos se comprometieron en campaña y ahora queremos soluciones”, avisa. “Queremos una solución, pero una solución de verdad”, dijo.

Representantes de los tres partidos en la Cámara se acercaron a hablar con los trabajadores de Alcoa, tanto el diputado del PPdeG Miguel Tellado; como la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón; y el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero.

Después de que Alcoa dijese el jueves que ve “inviable” alcanzar “una solución negociada” y que “todas las alternativas propuestas fueron rechazadas” por el comité, José Antonio Zan replicó que “lleva siendo la misma propuesta desde que empezó el proceso”. “Nosotros no vamos a firmar el fin de A Mariña lucense, ni ahora ni nunca”, dejó claro.

“La empresa que diga lo que quiera, nosotros dimos una última oferta, se levantaron de la mesa sin responder, una auténtica vergüenza, una falta de respeto, nos tuvieron allí nueve horas esperando por un acta”, prosiguió en sus quejas.

Al respecto, recuerda que “hace dos meses Liberty se quiso sentar”, pero Alcoa se negó. “Ahora nos dicen, nos sentamos seis semanas pero después paramos las cubas, eso no es sentarse a negociar con nadie”, se quejó. En esta línea, subrayó que la Xunta, como autoridad laboral, “mandó un escrito que decía que parasen el proceso y se sentasen a negociar”, pero “no se puede sentar uno con la pistola encima de la mesa y decir: después de las seis semanas cerramos las cubas”. l

Comentarios