jueves 3/12/20

La Tercera Ronda no contará este año con un radar en su tramo peligroso

Durante la mañana de ayer se reparó la bionda a la altura de A Grela destrozada por las continuas salidas de vía
La bionda dañada por las salidas de vía se reparó durante la mañana de ayer | pedro puig
La bionda dañada por las salidas de vía se reparó durante la mañana de ayer | pedro puig

El sector de la construcción retomó su actividad ayer, incluido la obra pública como la de la Tercera Ronda, donde se reparó la bionda situada en dirección entrada a la ciudad, a la altura del desvío hacia la calle Newton. Se trata de un punto muy castigado por las constantes salidas de vía de los vehículos que se suelen registrar en ese punto: los turismos lanzados a gran velocidad suelen impactar allí cuando pierden el control, destrozando las biondas de hormigón y hasta ahora no se habían efectuado reparaciones. En cuanto a la instalación de un radar fijo en ese punto, medida que valoraba el Gobierno local para luchar contra el exceso de velocidad, no se hará realidad este año.

El tramo  de concentración de accidentes discurre entre la carretera de Baños de Arteixo y la calle de Severo Ochoa, antes de que acabe el año. Se trata de una medida que ya anunció en 2018 el Gobierno de Xulio Ferreiro, pero que hasta ahora no se había podido poner en práctica por falta de presupuestos, dado que la Marea Atlántica y el PSOE no pudieron alcanzar un acuerdo. Los presupuestos que se aprobaron para este año cambiaron la situación: el área de Seguridad Ciudadana por fin podía invertir en un radar fijo, pero la decisión estaba pendiente de tomarse y la actual situación, donde es inevitable la contracción del gasto público. Eso no quiere decir que el tramo quede sin vigilancia. De hecho, hace un mes allí la Policía Local realizó controles de velocidad con un radar portátil para sorprender a los infractores que viajan a más de cien kilómetros por un tramo que se había reducido a 60.

Exceso de velocidad

La Tercera Ronda o Ronda del Deportivo se inauguró en abril de 2015. Al no haber tráfico, se puede circular a gran velocidad, lo que lleva a salidas de vía cuando la calzada está mojada. Esta clase de accidentes se repite periódicamente  aunque rara vez tienen heridos como resultado.

Expertos en Tráfico consultados insisten en que todos o casi todos los accidentes se deben a que los conductores viajan a una velocidad inadecuada. Pisar el acelerador es posible porque la Tercera Ronda nunca ha absorbido tanto tráfico como esperaba. Los expertos calculan que la Intensidad Media Diaria (IMD) en su tramo más cercano a la glorieta del Pavo Real es de 24.000 vehículos, apenas algo más de los cerca de 23.000 del año pasado. l

Comentarios