sábado 16/1/21

Sito Miñanco podrá salir de prisión para ir a trabajar, pero el juez le prohíbe venir a Galicia

El histórico narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, podrá salir a diario de la prisión para ir a trabajar, pero no podrá hacerlo en Galicia porque se le ha prohibido regresar a su tierra. 

Imagen de 2011 de su llegada a la Audiencia Nacional
Imagen de 2011 de su llegada a la Audiencia Nacional

El histórico narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, podrá salir a diario de la prisión para ir a trabajar, pero no podrá hacerlo en Galicia porque se le ha prohibido regresar a su tierra. Fuentes conocedoras del caso indicaron que ha sido la Audiencia Nacional quien atendió su petición, aunque su pretensión era conseguir la libertad condicional, como ya hizo en 2014 sin conseguirlo.
El Alto Tribunal ha emitido un auto en el que permite a Sito Miñanco salidas diarias, pero no de fin de semana para cumplir con sus obligaciones laborales, las cuales no han trascendido.
Cuando trató de lograr el tercer grado, argumentando que había cumplido la tres cuartas partes de su condena de 16 años de prisión, presentó como argumento que tenía dos ofertas de empleo, al parecer, en el sector bateeiro y en el municipio de A Illa de Arousa. Sin embargo, la Audiencia Nacional rechazó su solicitud al considerar la existencia de un riesgo de “reincidencia” que calificó de “medio alto”.
Con todo, el cambadés no se rindió y ha seguido los procesos judiciales necesarios para conseguir salir de prisión y este último auto de la Audiencia le ha sido favorable, aunque le impide regresar a su tierra, Galicia. Una cuestión importante para él pues en la zona de Arousa donde está su familia más cercana.
Según el cómputo de las condenas que le ha ido imponiendo la justicia desde 1992, cuando fue condenado a 20 años de prisión por narcotráfico, Prado Bugallo deberá seguir privado de libertad total hasta el año 2018. No obstante, algunas fuentes señalan que estos permisos para ir a trabajar está más cerca de conseguir el tercer grado. A lo largo de este tiempo ha disfrutado de permisos de salida  y, de hecho, en sus peticiones de libertad ha hecho hincapié en su buen comportamiento. Sin embargo, también consta que en la primera condicional –hace 14 años– volvió a delinquir. 

Comentarios