viernes 06.12.2019

Los servicios de extinción controlan los incendios de Chandrexa y Lobeira

Los fuegos arrasaron en total unas 50 hectáreas de monte en la provincia 
de Ourense

El tiempo seco ha favorecido los incendios durante este principio de año | aec
El tiempo seco ha favorecido los incendios durante este principio de año | aec

Los incendios que se iniciaron este fin de semana en los municipios ourensanos de Chandrexa de Queixa y Lobeira quedaron ayer controlados por los servicios de extinción después de, en total, calcinar unas 50 hectáreas de monte.

El fuego que se inició ayer en la parroquia de Fitoiro, en el ayuntamiento ourensano de Chandrexa de Queixa quedó controlado sobre las 17.25 horas, según la Consellería do Medio Rural.

Conforme a las últimas estimaciones, la superficie quemada es de 25 hectáreas, de las cuales dos son de arbolado y 23 de monte raso, aunque esta medición es provisional hasta que se parametrice la superficie final afectada cuando se apague el fuego.

El incendio comenzó entorno a las 12.00 horas y en su extinción trabajan dos agentes, diez brigadas y dos motobombas y cuatro helicópteros.


Por su parte, el incendio forestal que se inició en la noche de este sábado en la parroquia de San Xes de Vilariño, en Lobeira (Ourense) y que afecta al parque natural de O Xurés, se encuentra controlado, según informaron fuentes de la Consellería do Medio Rural.


Conforme a las últimas estimaciones, la superficie quemada es de 25 hectáreas de monte raso, aunque la medición es provisional hasta que se contabilice la superficie final afectada una vez finalizado el fuego.

El incendio comenzó en torno a las 23.49 horas y quedó controlado a las 13.07 horas de ayer. En su extinción, trabajan tres agentes, seis brigadas, cinco motobombas y un helicóptero.

Veto
Al respecto de estos fuegos, Medio Rural anunció ayer que desde hoy y hasta nuevo aviso quedan prohibidas las quemas de restos agrícolas y forestales en Galicia debido a las condiciones meteorológicas que podrían dificultar su control.
Así lo informó Medio Rural en un comunicado, que especifica que quedarán también en suspenso los permisos ya concedidos, ya que las comunicaciones y autorizaciones de quema carecerán de validez desde el comienzo de la prohibición.

La decisión fue tomada tras evaluar la evolución del tiempo y analizar los diferentes indicadores técnicos que inciden en el riesgo de incendio en temporada de alto riesgo. También se tuvo en cuenta la normativa –Decreto 105/2006 por el que se regulan las medidas relativas a la prevención de riesgos forestales, la protección de los asentamientos en el medio rural y la regulación de aprovechamientos y repoblaciones forestales–que prohíbe las quemas cuando las condiciones puedan dificultar su control.

Comentarios