miércoles 21/10/20
SANTUARIO MUXÍA

El Santuario de Muxía ultima su puesta a punto para Navidad

El santuario de A Virxe da Barca, en la localidad coruñesa de Muxía, ultima su puesta a punto tras seis meses de restauración y estará terminado a principios de la próxima semana.

Vista del santuario de A Virxe da Barca en el municipio coruñés de Muxía después de que un rayo y el fuerte oleaje lo dañaran. EFE/Archivo
Vista del santuario de A Virxe da Barca en el municipio coruñés de Muxía después de que un rayo y el fuerte oleaje lo dañaran. EFE/Archivo

El santuario de A Virxe da Barca, en la localidad coruñesa de Muxía, ultima su puesta a punto tras seis meses de restauración y estará terminado a principios de la próxima semana.

Karme García y Carmen Rey, del estudio de arquitectura compostelano "K2C Arquitectas", están a punto de entregar la obra tras el incendio que acabó el día de Navidad de 2013 con esta iglesia que está justo al final de una de las rutas del Camino de Santiago.

García, que ha visitado hoy las obras, ha explicado, en declaraciones, que solo faltan unos remates de carpintería que están previstos para "principios de la semana próxima".

Está pendiente de la "parte administrativa" para poder firmar la finalización de la obra y hacer entrega de ésta aunque, de momento, sus impresiones son "muy positivas" porque todo ha transcurrido "sin imprevistos y a buen ritmo".

La idea de su estudio era que el resultado de la zona del santuario dedicado al culto fuese lo más parecida a lo que había antes y cree que "no se va a notar mucho la diferencia salvo por el retablo mayor, que quedó totalmente calcinado en el incendio".

En cambio, la parte de la sacristía, salvo la estructura, es nueva ya con la mente puesta en ciertas modificaciones que sirvan para mayor comodidad por sus usuarios.

El párroco, Manuel Liñeiro, también se ha mostrado satisfecho por el resultado parcial porque "había quedado todo destruido y se han hecho muchas cosas a lo largo de estos meses".

Ahora "todavía quedan cosas por hacer", pero su impresión es muy buena en especial por los retablos laterales que se han podido restaurar y ofrecen una imagen magnífica del templo.

Cuando se entregue la obra, que podría ser la próxima semana, quedará, ya en manos de la comunidad, llenar la iglesia con los bancos y el resto de elementos que no están incluidas en la restauración y, a partir de ahí, se pondrá una fecha para la re-inauguración de este mítico lugar que visitan los peregrinos que no terminan el Camino en Fisterra.

Comentarios