lunes 21/9/20

Las reservas de vivienda vacacional caen a mínimos en abril y mayo

Las inmobiliarias creen que si la situación se alarga, los pisos turísticos se desviarán al mercado tradicional
Las viviendas turísticas sufren cancelaciones para los próximos meses | quintana
Las viviendas turísticas sufren cancelaciones para los próximos meses | quintana

La pandemia del coronavirus afecta a la mayoría de los sectores, que se ven perjudicados estos días por una situación inesperada y extraordinaria. En el inmobiliario ya se empiezan a ver los primeros síntomas, en forma de cancelaciones de reservas de vivienda vacacional y una paralización del mercado del alquiler. Así lo indica el presidente de la Federación Galega de Empresas Inmobiliaria (Fegein), Benito Iglesias.

“Durante los últimos dos años con el tema de la regulación de la vivienda vacacional se estaban desviando los inmuebles tradicionales hacia los turísticos, ahora podría ocurrir lo contrario”, dice. Y es que esta semana las reservas de los alojamientos vacacionales han caído a mínimos en los meses de marzo, abril y mayo. “En junio todavía no se sabe lo que va a pasar, pero también ha habido un descenso”, explica. Esta circunstancia no solo ocurre en A Coruña, sino en todas las provincias y áreas más visitadas.

A falta de datos que lo constaten, Iglesias se pregunta: “¿Los propietarios aguantarán el tirón o desviarán la vivienda al mercado de alquiler?”. En la gran mayoría de los casos, los arrendatarios de un piso turístico “han invertido mucho dinero en reformas y tienen que pagar hipotecas, por lo que no tener ingresos de ese inmueble no es rentable”, afirma.

Si se produjese finalmente el traspaso de los inmuebles de un mercado a otro, podría suponer la solución a la escasa oferta de viviendas en alquiler y de los altos precios, ya que, según el último informe de Fegein, Galicia cuenta con 3.200 pisos en régimen de arrendamiento, la cuarta parte que hace cinco años. En A Coruña, además, esta oferta cayó en marzo hasta los 680 y el precio por metro cuadrado es el más caro de la comunidad, a 8,75 euros.

Actividad inmobiliaria al 50%

Pero el coronavirus no solo resulta negativo para el turismo. “La actividad inmobiliaria está a un 50% de su funcionamiento habitual y mañana caerá a mínimos”, indica Iglesias. Con la sospecha de que hasta principios de abril no habrá movimientos, “está todo paralizado y, si había visitas concertadas para enseñar pisos, se han cancelado todas, por lo que no se prevén alquileres en estas semanas”, sostiene el presidente de Fegein. Ante un momento de incertidumbre, en el que Iglesias cree que solo aguantarán los sectores de la alimentación y los servicios, “habrá que adaptarse y ver cómo se acostumbran el mercado y los propietarios”, reconoce.

Ante la falta de confianza de los arrendadores por la poca seguridad jurídica que tienen a la hora de alquilar un piso, Iglesias critica que haya un planteamiento de modificar la ley de Arrendamientos de nuevo este año.

Comentarios