La proximidad al centro escolar aumenta su peso para la admisión

Los criterios de proximidad del domicilio familiar o el centro de trabajo al centro escolar incrementan su peso para la admisión de alumnos de cara al próximo curso escolar, en el que además se introducen puntuaciones por ser víctima de violencia de género o de terrorismo.


Según el nuevo decreto que regula la admisión del alumnado en los centros públicos de segundo ciclo de educación Infantil, educación Primaria, educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, la proximidad del domicilio familiar podrá llegar a los 8 puntos, frente a los 6 actuales, si está en el área de influencia, y pasa de 3 a 4 puntos en caso de estar en zona limítrofe a esta área.


En cuanto al criterio de proximidad del lugar de trabajo se eleva a 6 puntos, frente a los 4 actuales, y pasa de 2 a 3 para la zona limítrofe.


Este decreto recoge los criterios y su ponderación, así como otros aspectos esenciales del proceso de admisión para el próximo curso, 2022/23, que se abrirá el próximo 1 de marzo, y recoge modificaciones en línea con lo establecido por la ley estatal.


Aparte de incluir la condición de víctima de violencia de género o terrorismo, con una puntuación de 2 para cada uno, introduce el parto múltiple como un criterio independiente, que estaba hasta ahora integrado con el de hermano en el centro.


Además, se ajusta la limitación de que la puntuación de cada criterio de admisión no puede superar el 30% de la valoración total.


En caso de empate entre aspirantes a una plaza en un centro escolar, la forma de desempatar será la mayor puntuación empezando por los criterios de hermano en el centro, siguiendo con proximidad del domicilio familiar o lugar de trabajo y, en tercer lugar, la renta per capita de la unidad familiar.


En el Consello de ayer también se abordó la gratuidad de las escuelas infantiles de Galicia de lo que se beneficiarán el próximo curso, como mínimo, 20.000 familias con una inversión de 30 millones de euros.


Durante este año, la Xunta destinó 4,4 millones de euros para costear el mantenimiento y la gratuidad de las escuelas infantiles municipales, según ha destacado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, quien ha puntualizado que solo recibirán esta ayuda los ayuntamientos que estén al día de los pagos pendientes con el Consorcio de Servizos Sociais.


Eso excluye a los municipios de Vigo, A Coruña y Betanzos a los que Núñez Feijóo pidió que cumplan la normativa para que “los padres no tengan que sufrir las consecuencias de los impagos de los ayuntamientos”. También informó de que actualmente la Xunta está ayudando a 86 ayuntamientos. 

La proximidad al centro escolar aumenta su peso para la admisión

Te puede interesar