miércoles 2/12/20

El programa gallego de detección precoz del cáncer de mama redujo un 20% la mortalidad

El programa gallego de detección precoz del cáncer de mama logró reducir un 20% la mortalidad en los últimos 25 años. Y es que el cáncer de mama sigue siendo el tumor femenino más frecuente y la primera causa de muerte por cáncer en mujeres de la UE.

Este tipo de tumor es el más frecuente en la población femenina | aec
Este tipo de tumor es el más frecuente en la población femenina | aec

El programa gallego de detección precoz del cáncer de mama logró reducir un 20% la mortalidad en los últimos 25 años. Y es que el cáncer de mama sigue siendo el tumor femenino más frecuente y la primera causa de muerte por cáncer en mujeres de la UE.
Por ello, para abordar este problema, la Consellería de Sanidade puso en marcha en 1992 el programa gallego de detección precoz del cáncer de mama, tal y como indicó la Xunta en un comunicado. Gracias al programa la mortalidad por cáncer de mama en mujeres gallegas que participan en los cribados ha descendido en un 20 por ciento respecto del previsto sin cribado, tal y como demuestra un estudio realizado con los datos de esta enfermedad entre los años 1980 y 2012.
En grupos cribados con una participación superior al 50 por ciento, el riesgo de morir por cáncer de mama se reduce en un 29 por ciento. Además, se estudió la supervivencia de las mujeres gallegas entre 50-69 años diagnosticadas de cáncer de mama en el periodo 1996-2009. Las mujeres participantes presentaron mejor supervivencia relativa que las del mismo grupo de edad diagnosticadas al margen del programa (94,5 frente al 83,1 a los cinco años de seguimiento).
La tasa media de participación en el programa gallego de detección precoz del cáncer de mama en estos 25 años fue de un 78,6 por ciento, ampliamente superior a los estándares europeos de calidad tanto en el valor aceptable (70 por ciento) como en el deseable (75 por ciento).
Este programa de la Consellería de Sanidade está dirigido a todas las mujeres residentes en Galicia que tengan entre 50 y 69 años y que no hayan presentado síntomas ni tengan diagnóstico previo de cáncer de mama.

Comentarios