martes 20/10/20

El PP abandona el pleno en la Diputación de Pontevedra y acusa a Silva de retirarle la palabra

El grupo del PP en la Diputación de Pontevedra abandonó el pleno extraordinario en protesta porque la presidenta, Carmela Silva, les “retiró la palabra y no dejó hablar” a los portavoces populares Nidia Arévalo y Ángel Moldes cuando estos le reclamaban que permitiese intervenir a personas que habían acudido a la sesión y pedían ser escuchadas para apoyar la permanencia de Ence en la ría de Pontevedra.
 

Trabajadores de celulosas se concentran ante la Diputación	ep
Trabajadores de celulosas se concentran ante la Diputación ep

El grupo del PP en la Diputación de Pontevedra abandonó el pleno extraordinario en protesta porque la presidenta, Carmela Silva, les “retiró la palabra y no dejó hablar” a los portavoces populares Nidia Arévalo y Ángel Moldes cuando estos le reclamaban que permitiese intervenir a personas que habían acudido a la sesión y pedían ser escuchadas para apoyar la permanencia de Ence en la ría de Pontevedra.
De este modo, el PP dejó los escaños cuando la presidenta negó el permiso para que un tercer trabajador –tras el presidente del comité de empresa y un representante de la industria asociada a la pastera– expresase su opinión sobre la decisión de la Diputación de oponerse a la renovación de la concesión de la fábrica, que caduca en 2018, según la Ley de Costas de 1988.
Varios centenares de personas se concentraron ante el Pazo Provincial para mostrar su rechazo a la decisión de la Diputación y unos 100 accedieron al salón de plenos tras identificarse en la entrada, una práctica no habitual.
El pleno comenzó en calma con la intervención de Pedro Soto, presidente del comité de empresa, que reiteró la postura de la plantilla, coincidente con la de la dirección de la empresa de que Ence apenas contamina y de que da trabajo en un modo un otro a más de 5.000 personas, según un informe de 2011.
La fábrica “está donde está”, certificó el representante de los trabajadores, que emplazó a los diputados a no tomar decisiones “frías” y dijo que los socialistas como él –milita en UGT– deben defender los trabajos y no tomarse la cuestión “con ligereza”.
Tras Soto intervino un portavoz de las industrias auxiliares en términos semejantes y entre aplausos del público, y a continuación Silva quiso dar paso al orden del día, en el que se debatían mociones sobre el sector lechero y el nuevo hospital de Vigo.
Como había algún partidario de Ence más que quería hablar, la portavoz del PP, pidió que se le concediese la palabra, a lo que la presidenta se negó.

Comentarios