viernes 27/11/20

Portugal refuerza los controles para que los gallegos paguen en los peajes electrónicos

Las autoridades portuguesas han iniciado una campaña durante la Semana Santa para reforzar los controles dirigidos a certificar que los conductores gallegos paguen los peajes electrónicos.

Las autoridades lusas instalarán puntos de control en las vías con mayor volumen de tráfico	archivo ec
Las autoridades lusas instalarán puntos de control en las vías con mayor volumen de tráfico archivo ec

Las autoridades portuguesas han iniciado una campaña durante la Semana Santa para reforzar los controles dirigidos a certificar que los conductores gallegos paguen los peajes electrónicos.
Según informó a Efe un portavoz del organismo encargado de la gestión de la red viaria lusa, Estradas de Portugal, esta iniciativa está encaminada especialmente a los turistas españoles, los más numerosos en suelo luso durante las fechas de Pascua.
Este “mayor esfuerzo en fiscalización” pretende reducir el número de conductores que circulan sin pagar por sus autopistas de peaje, que, en muchos tramos, funcionan únicamente a través de pórticos electrónicos.
De este modo, el usuario debe adquirir previamente un sistema de pago, ya que en algunos puntos no existe barrera física que obligue a detener el vehículo.
“En una primera fase el objetivo era pedagógico, para informar, cuando el control no era tan estrecho, pero ahora han pasado cuatro años –desde la entrada en vigor de estos peajes– y hemos decidido pasar a la siguiente fase”, explicó la fuente.
El nivel de fraude en estas vías llegó a rondar el 20 por ciento, según datos de Estradas de Portugal, que asegura que se han ido reduciendo los casos de impago.
Ahora, las autoridades lusas instalarán puntos de control en las carreteras con mayor volumen de tráfico de extranjeros para “verificar” si cuentan con un dispositivo de pago.
En el caso de no tenerlo, serán obligados a adquirirlo “in situ”, aunque no serán aplicadas sanciones, recurso que se utilizará “en una próxima fase”.
La implementación de los peajes electrónicos comenzó en el año 2010, con la conversión de antiguas autovías en autopistas de pago.
El método de pago más simple y utilizado por los extranjeros es el llamado “Easytoll”, con el que pueden asociar su matrícula a una tarjeta de crédito, donde será cobrado el importe de forma automática.
Este instrumento, no obstante, solo está disponible en la A28 junto al área de servicio de Viana do Castelo, entre otras zonas. n

Comentarios