sábado 5/12/20

La plantilla de Urbaser confía en cerrar el conflicto en los próximos días

El secretario del comité de empresa, Julio Pacio, ha afirmado hoy que, si ambas partes "tienen voluntad", el conflicto laboral que ha provocado la huelga en el servicio de limpieza y recogida de basura en Lugo, un paro que cumple ya 49 días, podría quedar próximamente cerrado, porque las posturas están más cerca.

Un joven pasa ante unos contenedores de residuos de Lugo. 	efe/eliseo trigo
Un joven pasa ante unos contenedores de residuos de Lugo. efe/eliseo trigo

El secretario del comité de empresa, Julio Pacio, ha afirmado hoy que, si ambas partes "tienen voluntad", el conflicto laboral que ha provocado la huelga en el servicio de limpieza y recogida de basura en Lugo, un paro que cumple ya 49 días, podría quedar próximamente cerrado, porque las posturas están más cerca.
En declaraciones a EFE, Julio Pacio explicó que en la reunión que mantendrán los representantes de la plantilla con la empresa y con el edil de Medio Ambiente, Luis Álvarez, a partir de las once de la mañana, "la parte social" de las reivindicaciones de los trabajadores podría quedar "encajada".
Lo que se analizará en esa reunión es la posibilidad de realizar una modificación puntual en el contrato que tiene el Ayuntamiento de Lugo con la empresa Urbaser para modificar el calendario laboral de catorce trabajadores cuya jornada es de lunes a domingo.
Según Pacio, modificar esa parte del contrato "es factible" y supondría una notable mejora de las condiciones laborales de los trabajadores afectados y también una mejoría en el propio servicio de limpieza y recogida de basura, porque con otros turnos "la ciudad estaría más cubierta".
"Limando ese aspecto, la parte social podría quedar lista", dijo el secretario del comité, quien también considera que "lo económico también podría quedar encajado", salvo pequeños matices, con la propuesta en la que han venido trabajando las partes en las últimas reuniones.
Quedaría, en todo caso, un último escollo, precisamente el que ha estado bloqueando las negociaciones en las últimas semanas, que son las medidas disciplinarias adoptadas por la empresa contra los trabajadores por el incumplimiento de los servicios mínimos.
Julio Pacio insistió en que "el conflicto debe cerrarse con las manos limpias".

Comentarios