martes 1/12/20

Pitadas contra el alcalde de Ferrol por la desaparición del parking de Armas

El llamamiento a acudir al Ayuntamiento “para hacerle una pitada al alcalde”, promovido desde la Asociación de Vecinos A Magdalena, de Ferrol, fue secundado ayer por asociados y vecinos

Medio centenar de personas se concentraron ante el Concello para pedir que no se cierre el aparcamiento | daniel alexandre
Medio centenar de personas se concentraron ante el Concello para pedir que no se cierre el aparcamiento | daniel alexandre

El llamamiento a acudir al Ayuntamiento “para hacerle una pitada al alcalde”, promovido desde la Asociación de Vecinos A Magdalena, de Ferrol, fue secundado ayer por asociados y vecinos así como por comerciantes del centro de la ciudad que acudieron, al cierre de sus establecimientos, a las escalinatas del Concello, silbatos en mano.
La pitada no fue, sin embargo, escuchada por el alcalde, Jorge Suárez, que ayer no se encontraba en el Palacio Municipal, tal y como ya había anunciado con su ironía habitual en el facebook el día anterior. “Non poderei estar para ver eses pitos, ben que o sinto”, explicaba el regidor, al tiempo que hablaba de “cartelería chula, en todo caso”, en alusión al pasquín de una señal de tráfico con un “no a la eliminación del parking de la plaza de Armas” que portaban los manifestantes.
La oposición al estacionamiento no tuvo ayer una masiva contestación vecinal –acudieron medio centenar de personas–pero son varios los colectivos que se muestran contrarios a la desaparición del parking, que ya no se contempla en el proyecto de remodelación de la plaza de Armas, aprobado por el ejecutivo local y cuya obra está previsto que salga próximamente a licitación, toda vez que los presupuestos, que incluyen la partida correspondiente para el inicio de los trabajos de derribo ya han sido aprobados.
El presidente de la AVV A Magdalena, Luis Taboada, explicó ayer en la concentración ante el Concello que “no podemos permitir que unilateralmente, sin hablar, sin consultar, sin dialogar se tomen medidas como esta de eliminar el aparcamiento, por eso seguiremos en esta lucha”.
Taboada reclamó que los representantes vecinales, los técnicos, economistas, etc, se reúnan para tomar decisiones importantes para la ciudad, como esta.
La entidad vecinal considera que se están dando “palos de ciego” sin un modelo de ciudad establecido. Los participantes en el acto de ayer creen que el parking de Armas debe mantenerse aunque se varíen algunas cuestiones, tanto en lo que se refiere a la reforma del mismo, reconociendo su mal estado y su antigüedad, como a los accesos, para lo que plantean una entrada con rampa por la calle Tierra y salida por Rubalcava. De este modo, la calle Real podría quedar igualmente sin tráfico y favorecer la peatonalización.

Comodidad
Los vecinos piden un aparcamiento cómodo y céntrico como este, además de que se mejoren los demás que existen en la ciudad, como el de Irmandiños, que tiene un ascensor que nunca funcionó o el de la plaza de España, con una planta cerrada.
La ubicación del aparcamiento a los pies del Palacio Municipal es ideal, dicen los afectados, para hacer gestiones en el Concello o en el centro, además de favorecer el comercio. Ponen como ejemplo el de María Pita, del que no se ha planteado su eliminación.
Pese a la existencia de otras alternativas, Taboada asegura que es un parking frecuentado y con muchas ventajas, que tiene 106 plazas operativas y hay una rotación diaria de unos 500 coches, que pueden llegar a los 700 en días de lluvia. l

Comentarios