miércoles 20/1/21

Piden cárcel para una madre y un hijo por engañar a ancianas para quedarse con su dinero

La Fiscalía pide seis años de cárcel para una madre, J.G.S, y su hijo, F.L.G, a los que acusa de haber coetido un delito continuado de apropiación indebida por, supuestamente, engañar a, al menos, tres ancianas, a quienes la madre cuidaba en Santiago.

La Fiscalía pide seis años de cárcel para una madre, J.G.S, y su hijo, F.L.G, a los que acusa de haber coetido un delito continuado de apropiación indebida por, supuestamente, engañar a, al menos, tres ancianas, a quienes la madre cuidaba en Santiago.
La acusación considera que los dos familiares engañaron a las personas en cuyas casas prestaban servicios con el objetivo de quedarse con su dinero y sus propiedades.

tres hermanas
En concreto, en su escrito de acusación, el Ministerio público explica que la mujer comenzó a cuidar en enero de 2010 a un anciano en el domicilio de este. “Como consecuencia del desempeño de esta actividad”, la acusada conoció a las perjudicadas por la decisión del anciano, las tres hermanas del citado hombre. Las familiares vivían todas ellas en un piso contiguo.
El fiscal considera en el escrito remitido al juez que el modus operandi que empleaba la mujer, para ganarse la confianza de los familiares de las perjudicadas comenzaba por proponer hacerse también cargo del cuidado de las familiares.

visitas asiduas
De este modo, la acusada se habría mostrado dispuesta a visitar asiduamente a las parientes de su víctima y también a a contratar personas de su confianza para que asumieran el cuidado de las mismas.
Asimismo, el Ministerio pública señala en su escrito que al “percatarse del elevado patrimonio que poseían las mismas”, la cuidadora trazó un plan con su hijo, quien acudió a una notaría para conseguir que la señora redactase testamento a su favor. El fiscal considera que el notario no llegó a comprobar “en debida forma” la capacidad de una de las ancianas, que está aquejada de alzheimer, .

facturas de 7.500 euros
Tras ello, J.G.S. contrataría en la entidad Movistar, a nombre y con cargo a la cuenta de otra de las hermanas, un teléfono que era utilizado “en exclusiva” por los perjudicados y que generó facturas por importe total de 7.540 euros.
Por último, además de conseguir varias transferencias de dinero a su favor desde cuentas bancarias de las perjudicadas, “de común acuerdo con su hijo”, la acusada contactó con una inmobiliaria madrileña para poner en venta otro piso que las perjudicadas tenían en Madrid. Con todo, la operación no fue llevada a cabo al iniciarse la causa.
Por todo ello, la Fiscalía pide que madre e hijo sean condenados a seis años de prisión, una multa y a que indemnicen a los herederos de las perjudicadas en algo más de 235.000 euros, la cantidad de la que supuestamente se apropiaron.

Comentarios