martes 4/8/20

La participación se incrementa en Galicia pese a la amenaza del coronavirus

La abstención fue la nota predominante en los grandes núcleos de A Mariña, que concentra el rebrote
La participación se incrementa en Galicia pese a la amenaza del coronavirus

Mascarillas, colas más largas por las distancias de seguridad, DNI en bandejas para evitar contactos y temperaturas veraniegas convirtieron el 12-J en una cita electoral histórica en la que los “confinados” fueron los votos de cientos de contagiados de la zona de A Mariña lucense que tenían prohibido ir a votar.

Y fue precisamente esta zona la nota discordante en cuanto a la participación. Si en el resto de Galicia la abstención se redujo con respecto a las últimas elecciones gallegas, en las localidades de mayor tamaño de la comarca afectada por el rebrote del coronavirus, la participación sufrió una importante caída.

Todas las localidades de mayor tamaño de la zona, donde en todos los casos el PP ha sido la fuerza más votada, finalizaron con una participación menor a la media gallega, del 58,84%, en algunos casos con desplomes de casi dos cifras.

En Burela, el municipio más afectado y con mayores restricciones, la victoria del PP (45,16% del voto, un 4,2% menos) se ha producido con una participación cae casi ocho puntos menor a la del año 2016. Otros grandes núcleos en los que el coronavirus ha dejado a los electores en casa son Foz (casi ocho puntos menos), Mondoñedo (ocho puntos menos), Viveiro (cinco puntos menos) y Ribadeo, con una caída de seis puntos. También se redujo la participación con respecto a los datos de hace cuatro años en O Valadouro y Alfoz.

Por encima de la media de participación en Galicia quedaron municipios de menor tamaño, que además en la mayoría de los casos han tenido menor asistencia a las urnas con respecto al 2016. En Cervo cayó casi dos puntos, en Lourenzá más de ocho y en Ourol casi tres. En Trabada se desplomó ocho puntos, O Vicedo cede cuatro, Xove casi cinco y Barreiros casi siete puntos.

Mientras, en el resto de Galicia la participación se incrementó en cinco punto con respecto a las últimas elecciones. Así lo apuntaban ya los datos de la primera comparecencia de la mañana. A las 12.00 habían votado el 19,32% de los gallegos llamados a las urnas, cuatro puntos por encima del dato registrado en los comicios autonómicos de 2016, cuando a esa hora se había contabilizado un 15,01%. El dato se igualaba al de hace cuatro años en el recuento de las 17.00 horas, pero la cifra final –58,8% de participación, frente al 41,1 de abstención– volvió a demostrar que los ciudadanos fueron a las urnas sin temor al coronavirus, o más bien con la tranquilidad de que las medidas de limpieza, distancia e higiene hacían seguro ir a votar.

Y es que, según señalaron desde la Dirección Xeral de Emerxencias, la jornada electoral se desarrolló sin incidencias pese a la amenaza del Covid-19 y en todas las mesas electorales se pudo desarrollar de manera normal la votación.

Comentarios