• Jueves, 20 de Septiembre de 2018

El Parlamento no sanciona a Bará por romper la fotografía de Felipe VI

La Cámara considera “impropia” la conducta y le recuerda al diputado que debe cumplir las normas 

El Parlamento no sanciona a Bará por romper la fotografía de Felipe VI
El diputado del BNG, en el momento de romper la imagen del rey | aec
El diputado del BNG, en el momento de romper la imagen del rey | aec

El Parlamento acordó ayer no sancionar al diputado del BNG que durante una intervención en el pleno el pasado 11 de abril rompió una fotografía de Felipe VI, pero sí califica de “impropia” su conducta y le recuerda que debe cumplir las normas de la Cámara.
La Mesa y la Xunta de Portavoces analizaron el informe de los servicios jurídicos de la Cámara que concluye que, una vez terminado el debate, no tienen competencias sancionadoras para imponer al diputado.
El nacionalista Luís Bará rompió la fotografía del rey durante la defensa de una iniciativa que pedía la derogación de la ley de seguridad ciudadana, la conocida como ley mordaza, y defendía la libertad de expresión. 
Tras analizar los hechos y el informe de los servicios jurídicos, la Mesa del Parlamento considera que suponen un “claro incumplimiento” de los deberes de los parlamentarios previstos en el artículo 13 del Reglamento. Al mismo tiempo, le recuerda que el artículo 105.1 sanciona conductas contrarias al decoro del Parlamento y de sus miembros, de las instituciones del Estado o de Galicia, o de cualquier otra persona o entidad. Eso sí, la Mesa reprenderá al diputado por escrito.
Tras la reunión, la primera en comparecer fue la viceportavoz del BNG, Olalla Rodil, quien acusó al Partido Popular de “interferir” en la plena autonomía de la Cámara “montando una farsa” mediante la convocatoria urgente de la Xunta de Portavoces con la “única pretensión de amordazar al Parlamento”.
Por su parte, el viceportavoz de En Marea, Antón Sánchez, coincidió al acusar al Partido Popular de “intentar coartar la libertad de expresión” de la Cámara, que debe de ser un “espacio libre de censura y de expresión”.
Por su parte, el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, defendió la “libertad de expresión” de todos los ciudadanos “de acuerdo con el ordenamiento jurídico” y “aún en mayor medida los diputados” en el “ejercicio de su función”. Con todo, ha defendido con “total rotundidad” que esa libertad tiene que tener unos “límites” en el respeto al “decoro y dignidad de las personas y de las instituciones, entre ellas la monarquía”.
Por último, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, calificó los hechos de “ofensa gratuita” a la jefatura del Estado y a lo que “ella simboliza”.