martes 1/12/20

El Parlamento rechaza todas las enmiendas a los presupuestos de 2018

El pleno del Parlamento de Galicia rechazó ayer, con los votos del PPdeG, grupo mayoritario en la Cámara autonómica, las enmiendas a la totalidad de los presupuestos de la Xunta para el año 2018

Feijóo gesticula durante la jornada de ayer | lavandeira jr. (efe)
Feijóo gesticula durante la jornada de ayer | lavandeira jr. (efe)

El pleno del Parlamento de Galicia rechazó ayer, con los votos del PPdeG, grupo mayoritario en la Cámara autonómica, las enmiendas a la totalidad de los presupuestos de la Xunta para el año 2018 que presentaron En Marea, PSdeG y BNG. Tampoco salieron adelante las enmiendas parciales, que recibieron, de nuevo el voto negativo de los populares que llegaron a calificar de “cobardes” las propuestas de la oposición. Ahora la tramitación de los presupuestos proseguirá su tramitación en la Cámara hasta su aprobación definitiva en diciembre.

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, expuso su rechazo a la totalidad de las enmiendas transversales que formuló la oposición a las cuentas del próximo año, que ascienden a 9.487 millones de euros, lo que supone un 2,9% más que en 2017.
Los principales objetivos de la oposición se centraron en cambios en materia fiscal, de forma que pidieron para Galicia unos impuestos más progresivos, en aras de fomentar la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos, de forma que se haga realidad el principio fiscal orientado a que pague más quien más tiene.
Sin embargo, el titular de Facenda argumentó su rechazo a la devolución de las cuentas ya que considera que las propuestas de la oposición “flaco favor” le harían a la economía gallega puesto que no tienen consistencia real por lo que les ha emplazado a “no mezclar las churras con las merinas”.

“Legitimidad” en la elaboración
En su intervención, Martínez les ha recordado también que la “legitimidad” para elaborar unos presupuestos autonómicos la dan “los votos” por lo que es una función que atañe al Ejecutivo conformado por el PPdeG.
En cuanto a la decisión de no aumentar la deuda, Martínez incidió en que es un tema sencillo de entender “no hay ni que ir a la universidad” para comprender que no es el momento de “tomar decisiones que hipotequen el futuro de los jóvenes”, juzgó.
Así, el titular de Facenda defendió que “es el momento de reconocer” que, con las políticas llevadas a cabo por el Gobierno de Feijóo, están “mejorando las cosas” y ha sido mucho lo avanzado en recuperación económica pese que a desde la oposición “jueguen con las cifras cuando se comparan con el presupuestos de 2009” porque en realidad “estamos infinitamente mejor”.
Además de las enmiendas a la totalidad, tampoco salieron adelante ninguna de las modificaciones parciales de la oposición al proyecto de presupuestos para 2018 por su “falta de rigor”, “improvisación” e “irresponsabilidad absoluta”. Así las definió Miguel Tellado (PP), que las calificó de “cobardes” y “poco serias”.
Los grupos de la oposición registraron cientos de enmiendas para incrementar o modificar partidas de gasto por cientos de millones de euros en las cuentas, las cuales iban orientadas a mayor gasto social para sanidad, educación y dependencia. También incluían tributos a rentas altas y grandes superficies comerciales.
Al respecto, el conselleiro de Facenda resumió que las propuestas de la oposición son “imposibles de llevar a la práctica”, mediante subidas de impuestos por valor “de prácticamente 450 millones de euros”, “con impactos sin cuantificar”, incrementos “desmesurados” o en los que existe incertidumbre jurídica.
Además, Martínez censuró que esas enmiendas supondrían retirar partidas finalistas de fondos europeos o disminuir algunas necesarias para “el correcto funcionamiento” de la Administración.

Reacción
La diputada Noa Presas (BNG) fue la primera en tomar la palabra para explicar las modificaciones parciales defendidas por su grupo, que incluían un alza de 135 millones en recaudación de la Administración gallega para destinar a “servicios sociales básicos”. La oposición explicó en varias ocasiones que su intención no era la de subir impuestos de forma generalizada, sino redistribuir la riqueza. Así, Presas abogó por cambiar la política impositiva “regresiva” del PP, por lo que apostó por medidas como un nuevo tipo en el tramo gallego del IRPF que grave a rentas superiores a los 120.000 euros.
En lo tocante al gasto, Presas abogó por que se base en la “justicia social”, de forma que se destine a reducir la lista de espera en sanidad y en dependencia, así como que un 1% de los presupuestos se dirija a la lucha contra la violencia machista. También propugnó un “cambio de paradigma” en el tejido productivo, con un nuevo modelo forestal.
Abel Losada (PSdeG) explicó que su grupo presentó enmiendas por valor de 550 millones de euros, con las que “aprovechar” al máximo el déficit permitido para 2018. Tras denunciar que en su intervención Valeriano Martínez “no dijo una sola vez” las palabras “pobres y pobreza”, el socialista avisó de que “se puede recaudar más de aquellos que tienen más”, a través de un “impuesto de la riqueza, se llame como se llame” para “combatir la desigualdad”.También recordó que la abogada del TJUE (Tribunal de Justicia de la UE) acaba de avalar los impuestos a grandes superficies. El diputado consideró “imprescindible” reforzar la lucha contra el fraude fiscal, reducir gastos de “publicidad y propaganda” y aumentar fondos para la prevención y lucha contra el fuego.
Por su parte, Manuel Lago (En Marea) cifró en 768 millones las modificaciones parciales que planteaba En Marea en 18 programas prioritarios. Aquí, expuso un paquete de medidas frente a la “desfiscalización” sobre grandes patrimonios, puesto que critica que el PP defiende “menos impuestos sobre la riqueza y más IVA”. Junto a esto, recriminó que con el mayor nivel de PIB en Galicia el gasto público es “menor en un 23%” a antes de la crisis. “Si sigue gobernando el PP nunca recuperaremos el nivel de gasto en términos de PIB”, aseguró.

Comentarios