domingo 24/1/21

El Parlamento exige que los Franco “cumplan” y abran el Pazo de Meirás

Los grupos con representación en el Parlamento de Galicia acordaron ayer por unanimidad instar a la Xunta a que “ponga los medios necesarios” para que la familia Franco “cumpla su obligación legal” de abrir el Pazo de Meirás al público como Bien de Interés Cultural (BIC) o, de lo contrario, imponga “sanciones”.

Un grupo de personas accede al pazo durante una visita | archivo ec
Un grupo de personas accede al pazo durante una visita | archivo ec

Los grupos con representación en el Parlamento de Galicia acordaron ayer por unanimidad instar a la Xunta a que “ponga los medios necesarios” para que la familia Franco “cumpla su obligación legal” de abrir el Pazo de Meirás al público como Bien de Interés Cultural (BIC) o, de lo contrario, imponga “sanciones”.
La iniciativa fue presentada y defendida por la diputada socialista Concepción Burgo, que recordó que el Pazo de Meirás, declarado BIC desde 2008, debe abrir legalmente al público, por lo menos, durante cuatro días al mes durante todo el año.
Sin embargo, la parlamentaria socialista lamentó que, desde el inicio de esta obligación, la familia Franco “no hizo otra cosa que poner impedimentos para las visitas”, que nunca tuvieron “normalidad” exigida.
En particular, Burgo se refirió a la negativa de la familia a abrir el pazo a visitas durante el mes de agosto, alegando que se encuentran veraneando en él durante esa época del año. “No sé hasta qué punto perturba su descanso que los visitantes accedan a lo poco que se puede ver, el vestíbulo y dos habitaciones que, además, entiendo que no utilizarán demasiado”, aseguró Burgo.
En 2012, explicó la diputada, la Xunta “dijo que se abría un expediente por incumplimiento de la ley a la familia Franco”, un expediente que el grupo socialista desconoce. “Proponemos que esta comisión le diga a la Xunta que haga cumplir la ley y que incluya el mes de agosto en la apertura del Pazo”, ha apostillado Burgo.

Multas
A la iniciativa socialista se añadió además una enmienda presentada por la diputada del BNG Olalla Rodil, que pedía la imposición de sanciones en caso de no cumplir con la normativa de visitas. La diputada nacionalista, no obstante, se decantó como mejor opción por la “expropiación total” de un bien que calificó como “expoliado al pueblo”. En la misma línea, la diputada de En Marea Ángeles Cuña pidió que el pazo “se devuelva a la ciudadanía” y que “si no se puede visitar, al menos que se sancione”.
Finalmente, la diputada popular Teresa Egerique expresó el apoyo de su grupo a la iniciativa alegando que “lo que pide es el cumplimiento de una ley”. “Una ley, además, hecha por el PP, por lo que nosotros somos los primeros que queremos que se cumpla”, sentenció. l

Comentarios