Orozco emprenderá acciones legales contra Pilar de Lara "si se puede"

El exalcalde de Lugo, José López Orozco, acompañado por su abogada Maria Novo

El exalcalde de Lugo José López Orozco confirmó que, después de que la decena de imputaciones a las que estuvo sometido en los últimos años tras su paso por el Ayuntamiento quedase archivada, estudiará con sus abogados la posibilidad de emprender acciones legales contra la jueza Pilar de Lara.


En rueda de prensa, acompañado por la secretaria de Organización del PSdeG en Lugo, Pilar García Porto, reconoció que la sanción que en su momento le impuso el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le parece “pequeña”, después de todo lo ocurrido en los últimos años y de la contundencia con la que se expresaron otros jueces en sucesivo archivo de las causas en las que estuvo imputado.


Por ello, al ser preguntado sobre la posibilidad de que en algún momento emprenda acciones legales contra la magistrada, reconoció que ahora se sentará con sus abogados y estudiará “si es posible”.


En todo caso, dejó claro que, “si se puede”, seguramente tomará la decisión, especialmente después de analizar las resoluciones judiciales que fueron archivando, una por una, las causas en las que figuraba como investigado, porque se puso de manifiesto “el comportamiento muy poco jurídico de esta señora”.


Según Orozco, su situación partió “de una denuncia falsa”, pero, a pesar de la carencia de pruebas contra él, siguió como investigado en causas cuya instrucción se prolongó durante años.


"¿Por qué la señora instructora se comportó conmigo de esa manera?”, se preguntó López Orozco, quien en todo caso asegura que ahora se siente “feliz, relajado y afianzado” en su confianza en la Justicia.


“Sigo confiando en la Justicia, a pesar del mal trago que me hizo pasar la instructora”, añadió, porque “esa longa noite de pedra está finalizada”.


Ahora, después de la sanción impuesta por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), “la señora jueza está en Ponferrada y yo libre de toda culpa, con mi gente, en esta ciudad a la que tanto quiero y a la que tanto respeto”.


Orozco aseguró que en todo momento intentó comportarse “dentro de los parámetros de la ética y de la política con mayúsculas”, por lo que agradeció su apoyo y confianza a los “miles de ciudadanos lucenses” que le hicieron llegar “su cariño” a lo largo de estos años.


Con respecto a la posibilidad de que regrese a la política, dijo que “nunca” la había dejado, aunque descartó su regreso a la “política institucional”, a aquella que implica volver a pasar por elecciones.


“Tengo 74 años. Estoy en un momento de júbilo”, dijo López Orozco, dispuesto a devolverle a su familia el “tiempo” que le robó durante sus años como alcalde, y centrado “en atender” a su “nieto”, sobre el que bromeó y dijo que algún día podría llegar a ser “alcalde de Valdoviño”.


En relación con la figura del que fuera teniente de alcalde y edil de Urbanismo, Francisco Fernández Liñares, aseguró que fue para él “una gran decepción”.


Por su parte, García Porto, dijo que Orozco pasó por una “travesía dura, cruel e injusta”, porque fue “uno de los grandes alcaldes de la historia de Lugo” y su época marcó “un antes y un después” en la ciudad.


Siempre ha sido, añadió, una “persona respetada y apreciada, dentro y fuera del PSdeG”, un auténtico “referente del municipalismo político en España”, que ha sufrido “un daño irreparable” porque, a pesar del archivo de las causas en las que figuraba como investigado, “nunca se vuelve al punto de partida”. 

Orozco emprenderá acciones legales contra Pilar de Lara "si se puede"

Te puede interesar