lunes 30/11/20

La ola de incendios de Ourense deja más de 9.000 hectáreas arrasadas

Una docena de fuegos sigue devorando la provincia provocando cuantiosos daños
Monte y casas quemadas en Cualedro | brais lorenzo (efe)
Monte y casas quemadas en Cualedro | brais lorenzo (efe)

Galicia hace frente a una docena de incendios, en una semana negra, que contabiliza más de 9.000 hectáreas devoradas por el fuego en apenas cuatro días en tres provincias, la de Ourense que se ha llevado la peor parte, Lugo y Pontevedra, además de cuantiosos daños medioambientales en espacios protegidos como el Parque Natural del Xurés y el Macizo Central ourensano.

En la actualidad, el grueso de efectivos de extinción se concentra en la provincia de Ourense a fin de combatir más de una docena de fuegos que siguen activos en varias localidades y que afectan, en algún caso, a espacios de gran valor ecológico como son el Parque Natural del Xurés y el Macizo Central, en los municipios de Lobios y Vilariño de Conso.

En el municipio de Vilariño de Conso, al igual que en Lobios, el fuego supera las 2.000 hectáreas calcinadas y ha llegado a amenazar a núcleos de población, hasta el punto de que fue necesario activar el lunes la situación dos de emergencia por la proximidad del fuego a dos núcleos de la localidad. En esta localidad, los vecinos salieron a la calle con tractores y todo tipo de herramientas para evitar que el fuego entrase en sus casas. Por su parte, en Río Caldo, en Lobios, con más de 2.000 hectáreas quemadas, el fuego sigue devorando a su paso hectáreas en esta zona de incalculable valor medioambiental, dentro de la reserva del Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés.

Otros incendios que siguen activos son los registrados en Cualedro (1.380 hectáreas), Chandrexa de Queixa (500); Rairiz de Veiga-Sabariz (300), Vilardevós-Vilar de Cervo (350), Manzaneda-Cernado (450), Manzaneda-Paradela (400), A Mezquita-Cádavos (400) y Montederramo-Gabín (30).

El desolador panorama se completa con incendios de Vilar de Barrio, que suma 700 hectáreas quemadas, A Gudiña (150 ha) y Muíños-Requiás (nueve ha en el Parque do Xurés) Ribas de Sil, en Lugo (60), y A Pobra de Trives, 50 hectáreas, que se encuentran controlados o estabilizados.

Por su parte, la Consellería del Medio Rural ha dado por controlado en la última hora el incendio declarado en Laza-Camba y que afecta a una superficie provisional de sesenta hectáreas y también ha quedado extinguido los fuegos de Maceda, con 222 hectáreas afectadas.

En definitiva, más de 9.000 hectáreas arrasadas desde este pasado fin de semana en decenas de incendios.

A este respecto, la Xunta ha apuntado a la clara intencionalidad de los incendios puesto que “la mayor parte” se produjeron en la noche del sábado y en “varios focos” con unas condiciones climatológicas adversas.

Comentarios