domingo 20/9/20

Noriega rechaza “retroalimentar el ruido interno” dentro de En Marea

El alcalde de Santiago y uno de los referentes de En Marea, Martiño Noriega, rechazó ayer “retroalimentar el ruido” interno dentro de la formación que, de cara al plenario que celebrará el próximo 15, presenta dos corrientes enfrentadas, la oficial y una crítica formada por Podemos, Esquerda Unida, Marea Atlántica y un sector de Anova.

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega | Lavandeira jr (efe)
El alcalde de Santiago, Martiño Noriega | Lavandeira jr (efe)

El alcalde de Santiago y uno de los referentes de En Marea, Martiño Noriega, rechazó ayer “retroalimentar el ruido” interno dentro de la formación que, de cara al plenario que celebrará el próximo 15, presenta dos corrientes enfrentadas, la oficial y una crítica formada por Podemos, Esquerda Unida, Marea Atlántica y un sector de Anova.
De este modo, el regidor compostelano se desmarca de la postura más crítica con el portavoz de En Marea, Luís Villares, que encabeza la Marea Atlántica y un sector de Anova, que ha mostrado su desacuerdo con la conformación de la coordinadora del partido y las decisiones adoptadas por la misma. 
Noriega, espera que el segundo plenario de En Marea sirva para “seguir dando pasos”, “reflejar la realidad del espacio” y “afrontar los problemas de la mayoría social que se dice representar”.
Para Noriega, En Marea es un espacio “en construcción y complejo” que tiene que “dimensionar a todos los colores que representa”, así como “atender los problema de la gente”: “Es quien sustenta el espacio”, subrayó Noriega, para luego apostillar que “cualquier debate es legítimo”. 
“De todas maneras, no tengo mucho interés en retroalimentar el ruido y voy a intentar administrar mis silencios por un principio de responsabilidad, que es lo que llevo aplicando a lo largo de estos años”, explicó.
Preguntado por una de las cuestiones económicas que se debatirán en el plenario de En Marea –que es que las personas que entraron en política puedan cobrar hasta el salario que cobraban en su anterior profesión–, se limitó a decir que, con respecto a su posición de medicina, lleva años “perdiendo”. “Pero dicho esto, no tengo posición”, indicó. 
Esta misma semana, Luís Villares aseguró que es “normal” que “surjan voces” que, desde “la crítica constructiva”, pretender conseguir que la formación rupturista sea “mejor”. “En Marea es un espacio dinámico y en construcción”, argumentó.
“En Marea nos importa a todos, por eso estamos construyendo este proyecto y por eso llamamos a todo el mundo a participar en el plenario”, prosiguió, después de que el martes sus críticos hiciesen valer el lema “En Marea Importa” en las redes sociales.
El magistrado en excedencia volvió a insistir en que el fin de semana planteó llevar al plenario una ampliación de la coordinadora para dar entrada a más sensibilidades. “Ante la negativa”, sostuvo, su mano seguirá “tendida”. 
Al margen de las cuestiones orgánicas del partido instrumental, Villares habló de la elección de un nuevo líder en el PSdeG; un proceso que se celebrará después del verano. Deseó “articular un diálogo constructivo y constante” con esta formación, con la que la suya comparte “muchos valores que pueden ser buenos para la ciudadanía”. l

Comentarios