domingo 29/11/20

Muere un octogenario en Ribeira al ser atropellado por un tractor cuando salía a tirar la basura

José Graña Ageitos, de 84 años y vecino del lugar de Os Barreiros, muy cerca de Axeitos, en la parroquia ribeirense de Oleiros, falleció  a las 12.45 de ayer tras ser atropellado por un tractor, que le pasó por encima delante de su vivienda.

El Ideal Gallego-2014-05-02-029-b9711181
El Ideal Gallego-2014-05-02-029-b9711181

José Graña Ageitos, de 84 años y vecino del lugar de Os Barreiros, muy cerca de Axeitos, en la parroquia ribeirense de Oleiros, falleció  a las 12.45 de ayer tras ser atropellado por un tractor, que le pasó por encima delante de su vivienda.
Una vecina sintió un golpe tras entrar en su casa segundos después de ver como ese hombre regresaba de ir a tirar la basura a un contenedor situado en el margen contrario de la carretera AC-303 (Xenxides-Corrubedo), que está en obras.
Al dramatismo del suceso se suma que el vehículo agrícola con placas E-4682-BBW que lo arrolló era conducido por J.R.R., de 71 años y vecino de Igrexa, en Olveira, y que tiene lazos familiares con la víctima, de la que era primo segundo.
Fue una pareja –sus miembros trabajan en la comisaría ribeirense del Cuerpo Nacional de Policía–, que circulaba en su coche particular por esa carretera, la que asistió en un primer momento a José Graña, pero pronto se percató de que estaba fallecido sobre el asfalto, junto una rejilla metálica de un canalón de recogida de aguas pluviales.
Buscó una sábana blanca con la que tapar el cuerpo a la espera de que llegase alguien que certificase su fallecimiento. Instantes después, llegó una patrulla de la Policía Local de Ribeira, que se interesó por lo sucedido y se encargó de regular la circulación dando paso alternativo por el carril libre.
El 061 desplazó al lugar una ambulancia medicalizada con personal del PAC de Santa Uxía, que no pudo hacer nada por salvarle la vida, pero que tuvo que atender a su mujer, Carmen, que estaba muy afectada.
Un par de horas después, cuando ya se había procedido al levantamiento del cadáver, ese mismo personal sanitario regresó para atender a José Manuel, un nieto del fallecido, debido a una crisis de ansiedad, motivo por el que acabaron evacuándolo al Hospital do Barbanza. Otra nieta que iba con unos amigos de viaje a Asturias tuvo conocimiento de lo sucedido regresó cuando se encontraba a la altura de Mondoñedo.

Comentarios