viernes 4/12/20

Muere una mujer en Ares y su marido y nieto resultan heridos en el mismo accidente de tráfico

Dos persona perdieron la vida ayer en sendos accidentes de tráfico registrados en Ares y Arbo, con lo que ya son siete las víctimas mortales que se cobraron las carretera gallegas en los once primeros días del año.
 

El siniestro mortal en Ares sucedió en la carretera Cervás-Chanteiro, donde el coche chocó contra un poste
El siniestro mortal en Ares sucedió en la carretera Cervás-Chanteiro, donde el coche chocó contra un poste

Dos persona perdieron la vida ayer en sendos accidentes de tráfico registrados en Ares y Arbo, con lo que ya son siete las víctimas mortales que se cobraron las carretera gallegas en los once primeros días del año.
Una mujer de 59 años, vecina de la parroquia aresana de Cervás, falleció ayer como consecuencia de una aparatosa salida de vía del vehículo que conducía su marido y en el que viajaba también su nieto, de diez años.
El accidente se produjo hacia la una y media de la tarde en el kilómetro dos de la carretera DP 0402, que va de Cervás hacia Chanteiro, y el coche fue a colisionar contra un poste de alumbrado.
Al lugar del siniestro se trasladaron tres ambulancias, dos de ellas medicalizadas, así como la Guardia Civil de Tráfico, miembros de Protección Civil y del Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) de Mugardos y los Bomberos de Ferrol, que se ocuparon de la complicada excarcelación de los heridos.
En primer lugar sacaron al conductor, dado que liberar a la mujer resultaba de entrada más difícil por estar fuertemente atrapada entre hierros. Su esposa fue liberada después y, por último, pudieron sacar al menor.
La mujer que ocupaba el lugar del copiloto, M.P.F,, fue considerada ya en el primer momento como muy grave y unas horas después falleció en el hospital. Su marido, de 60 años, E.A.S., fue también trasladado al hospital Arquitecto Maride, al igual que el niño, ambos con heridas de menor gravedad.
Además en la madrugada de ayer un hombre de 29 años, con iniciales N.G., murió al perder el control de su coche y salirse de la carretera en la localidad pontevedresa de Arbo.
El accidente ocurrió pasadas las 02.20 horas en el kilómetro 14 de la carretera PO400, que une los municipios de Arbo y Salvaterra de Miño, donde el joven se salió de la vía por el margen izquierdo y recorrió unos 150 metros, antes de acabar empotrándose contra la caseta de un transformador eléctrico.
Dos ambulancias y personal del PAC de A Cañiza se desplazaron al lugar el siniestro, donde solo pudieron confirmar el fallecimiento del joven, de nacionalidad portuguesa y natural de Melgaço, que tuvo que ser excarcelado por los bomberos de Ponteareas.
Este fue el tercer fallecido en accidente de tráfico el pasado fin de semana en la provincia pontevedresa, donde el sábado murió otro joven en Portas tras salirse también su coche de la carretera y chocar contra un viaducto, mientras que el pasado viernes un ciclista pereció atropellado en Marín.

Comentarios