jueves 22/10/20

Muere ahogado un niño al caerse al río en Salvaterra y su hermano desaparece al intentar rescatarlo

Un niño de 9 años y de nacionalidad marroquí falleció ayer ahogado al caer al río Miño en Salvaterra y su hermano, de 12 años, que se tiró al agua en su auxilio

miembros de los equipos de emergencias rastrean el miño en busca del menor desaparecido	efe
miembros de los equipos de emergencias rastrean el miño en busca del menor desaparecido efe

Un niño de 9 años y de nacionalidad marroquí falleció ayer ahogado al caer al río Miño en Salvaterra y su hermano, de 12 años, que se tiró al agua en su auxilio, permanece desaparecido, informaron fuentes municipales y de Urgencias Médicas.
El suceso se produjo sobre las 18.27 horas, cuando los dos hermanos y un amigo, también marroquí, transitaban por el paseo fluvial y el pequeño se cayó al río y otro se tiró al agua para auxiliarlo, explicó el alcalde de Salvaterra, Arturo Grandal. El amigo de los hermanos avisó a unos vecinos que estaban en las inmediaciones, que lograron sacar a tierra al más pequeño y trataron de auxiliarlo, como posteriormente el personal médico desplazado a la zona, aunque ninguno pudo evitar el fallecimiento del menor.

En una “pesqueira”
Al cierre de esta edición, continuaba el operativo el amplio dispositivo de búsqueda del niño de 12 años en las inmediaciones de una “pesqueira”, una especie de muro de piedra que forma un estrechamiento del río empleada para la pesca de la lamprea.
En las labores participan buzos de la Guardia Civil y de los bomberos de Vigo y de Monçao (Portugal), con el apoyo de un barco de la Marina. Los padres de los dos menores siguieron ayer desde cerca las labores de búsqueda, así como numerosos vecinos a ambas orillas del Miño.
La previsión era reanudarlas hoy a primera hora si ayer no lograban encontrarlo, según señaló el alcalde de Salvaterra.
Al lugar también se han desplazado sendas ambulancias, una asistencial y otra medicalizada, y personal sanitario del Punto de Atención Continuada de Ponteareas.
Arturo Grandal declaró que este suceso supone “un duro golpe” para Salvaterra y constituye “una tragedia para todos, especialmente para la familia”, que tiene otros dos hijos, de uno y cinco años, y para sus conocidos más cercanos.

Comentarios