sábado 16/1/21

Las mociones de censura se extienden por Ourense con la presentada al alcalde de Viana do Bolo

El PP y los exediles socialistas del municipio pactaron para echar del Gobierno local 
al BNG
Protesta vecinal en Castrelo de Miño tras la moción de censura contra el Gobierno del BNG  | aec
Protesta vecinal en Castrelo de Miño tras la moción de censura contra el Gobierno del BNG | aec

Las mociones de censura se siguen extendiendo este verano por la provincia de Ourense. Si hace unas semanas fue la de Castrelo de Miño, ayer se supo que el  grupo municipal del PP y los exediles socialistas de Viana do Bolo (Ourense) han llegado a un acuerdo para presentar una moción de censura contra el alcalde del BNG, Secundino Fernández, que incluye el reparto de la Alcaldía. El pleno para su debate ha sido fijado para el día 1 de septiembre.

En las pasadas elecciones municipales, populares y nacionalistas empataron a cuatro concejales, mientras que los socialistas obtuvieron tres ediles. Con todo, los acuerdos entre BNG y PSOE no fructificaron más allá de la votación para la investidura.

Precisamente, en declaraciones a Europa Press, el exsocialista Abelardo Carballo –que llegó a ser portavoz municipal del PSOE tras la dimisión del que fuera candidato socialista a la Alcaldía, Pablo Luis Salgado–, confirmó que, con este acuerdo, él mismo ostentará la Alcaldía durante el próximo año y medio, mientras que el popular Andrés Montesinos será el regidor el resto del mandato.

“Necesidad”

Carballo justificó la necesidad de esta moción de censura por la actitud del alcalde nacionalista, al que acusa de rechazar todas las propuestas formuladas para el progreso de la ciudad, así como para la gobernabilidad del municipio. “Sigue diciendo que con una diferencia de cien votos, la Alcaldía es inegociable”, indicó.

Abelardo Carballo detalló que formarán el Gobierno municipal él mismo y el popular Andrés Montesinos quien, también preguntado por Europa Press, justificó la necesidad de la moción de censura para sacar de la “parálisis” a Viana do Bolo en la que, en su opinión, está sumida con un alcalde que “no negocia nada y gobierna todo por decreto”. “Es un dictador, ni gobierna ni deja gobernar”, señaló.

Por su parte, el aún regidor, Secundino Fernández, calificó este acuerdo de “fraude a los vecinos”. “No votaron a la candidatura del PSOE para que llegasen a un pacto con el PP”, dejó claro el nacionalista, que sostiene que él siempre estuvo “dispuesto a dialogar” con el resto de fuerzas de izquierda.

Por su parte, al trascender el acuerdo, el PSOE de Ourense mostró su rechazo a la moción de censura que, según denuncia, “está orquestada” por el PP con el “beneplácito” de dos ediles socialistas que se pasaron al grupo de no adscritos –Abelardo Carallo y Santiago Barja–, que considera “tránsfugas”. Además, la dirección provincial anunció la expulsión de estos dos concejales. “Se trata de un caso flagrante de transfuguismo político”, sostiene el PSOE, que alega que el PP y Baltar tratan de conseguir “a través de tránsfugas lo que no consiguieron con los votos de los vecinos”. Mientras, a través de su perfil de la red social Twitter, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, también mostró su rechazado a la moción de censura: “El transfuguismo como forma de hacer política es otra forma de corrupción y de degradar la democracia. Todo el apoyo a Secundino y el BNG de Viana do Bolo”.

Esta moción llega después de que el popular Avelino Pazos asumiese hace algo más de una semana la Alcaldía de Castrelo de Miño (Ourense) al salir adelante la moción contra el nacionalista Esteban Suárez gracias a los votos de los tres ediles del PP y los dos exediles del PSOE, Jaime Fontanes y Francisco Pérez.

Comentarios