domingo 25.08.2019

En Marea se refunda para “completar” la política gallega como “un proyecto progresista”

Critica a “un PSdeG que tiene más de liberal que de social” y un Podemos “cada vez más escorado a un lado”

En Marea se refunda para “completar” la política gallega como “un proyecto progresista”

El portavoz de En Marea, Luís Villares, aseguró ayer que, tras la celebración de su plenario, la formación se ha refundado para “combatir la decepción” causada por “fuerzas que atrajeron el voto que luego derivó en promesas incumplidas” y para “completar” la política gallega como “un proyecto progresista”.


“Tenemos la oportunidad y la responsabilidad de hacer que la gente decepcionada con la nueva política vea en En Marea un valor en el que confiar en lugar de abstenerse o volver a las opciones clásicas”, explicó Villares en la rueda de prensa de presentación de la tesis política aprobada por el quinto plenario de la formación, celebrado el pasado sábado.


De este modo, En Marea se presenta como una alternativa a “un PSdeG que tiene más de liberal que de social”, un Podemos “cada vez más escorado a un lado” y que “ha perdido la transversalidad”, y un BNG “con una capacidad de expansión limitada que no es capaz de llegar a las mayorías sociales con su proyecto de país”.

Rupturismo
Frente a la voluntad de la cúpula de En Marea de cerrar la puerta al “rupturismo” –el rechazo al “régimen del 78”, uno de los ejes de la confluencia hasta la fecha–, el plenario ha concluido que “se ha perdido la posibilidad de un proceso constituyente en el conjunto del Estado”, si bien la formación “seguirá empujando para que esa ventana vuelva a abrirse”, con En Marea como una fuerza “decisoria”.

“Esa caracterización más radical, impugnando lo existente en términos socioeconómicos, permitió la obtención de las mayores cotas electorales, pero también necesitamos generar un relato propio, pero sin que esto suponga homologarse con la socialdemocracia o renunciar a la idea de Transformación”, recoge el documento de En Marea.


Villares señaló que En Marea se ha marcado como objetivo “formar un gran frente progresista ante al desgobierno de la Xunta en los últimos años”, si bien este desafío “va más allá de las elecciones autonómicas” y tiene como horizonte “el medio y largo plazo”. En este sentido, el portavoz de la formación hizo especial hincapié en la necesidad de “pararle los pies” a “los lobbys de la sanidad privada, la educación privada y las empresas multinacionales que favorecen los desastres ambientales”, actores que, a su juicio “determinan la política de la Xunta de Galicia”.


“Nos preguntamos qué era lo que necesitaba la política gallega en este momento, y llegamos a la conclusión de que podíamos hacer una aportación en positivo al espacio de la izquierda feminista a través de la lucha contra la precariedad y por la dignidad de una ciudadanía que merece la plenitud de sus derechos”, prosiguió Luís Villares.


El plenario del sábado, cuya intención era redefinir el proyecto de En Marea, no abordó la cuestión de los próximos comicios, si bien sí avanzó que “la decisión del modo de concurrir a las próximas elecciones gallegas será decidida por el conjunto de los inscritos de la forma que arbitre el Consello das Mareas”, una votación para la que todavía no se ha establecido ninguna fecha.


Así, el quinto plenario de En Marea –el primero tras la ruptura Anova, Esquerda Unida y Podemos– ha reconstituido la formación en torno a “los dos grandes movimientos actuales a nivel europeo e internacional”, como son el feminismo y la lucha contra la emergencia climática.


“Además de la escenificación de contar con un grupo parlamentario propio, ya hemos sacado adelante dos iniciativas que son el inicio de toda una tendencia que queremos marcar para el próximo curso”, señaló Villares.

Comentarios