lunes 21/9/20

En Marea se da unos días tras la tensión que provocó Paula Quinteiro

Los órganos de dirección de En Marea tendrán unos días sin reuniones tras aumentar la tensión interna por la situación creada a raíz del incidente de la diputada Paula Quinteiro con la Policía Local

Carmen Santos valora la decisión del grupo parlamentario sobre Paula Quinteiro | lavandeira jr (efe)
Carmen Santos valora la decisión del grupo parlamentario sobre Paula Quinteiro | lavandeira jr (efe)

Los órganos de dirección de En Marea tendrán unos días sin reuniones tras aumentar la tensión interna por la situación creada a raíz del incidente de la diputada Paula Quinteiro con la Policía Local y ante las discrepancias entre el órgano político (el Consello das Mareas) y el grupo parlamentario.

El portavoz parlamentario y miembro del Consello, Luís Villares ha guardado silencio aunque, internamente, llegó a consensuar con el resto del grupo la apertura de un expediente a Paula Quinteiro, una postura que no apoyó el Consello das Mareas.

Este lunes, tres días después de la reunión del máximo órgano de decisión entre plenarios, el grupo parlamentario celebró una reunión que duró todo el día con un receso para comer y de la que salió un posicionamiento mayoritario pero no unánime, ya que de nuevo Villares y los otros dos diputados –uno de Anova y otra de Cerna– se descolgaron.

En este caso, el grupo, en el que Podemos –fuerza a la que está inscrita la implicada–, acordó apoyar la continuidad de Quinteiro y que se abra un expediente interno hasta que se aclaren las circunstancias del altercado.

Un liderazgo en entredicho
Y en medio de esta polémica se encuentra el liderazgo de Luís Villares, quien en su día se alineó con una lista ajena a la candidatura con la que él se presentó a los órganos de dirección para hacerse con las riendas del partido, además de presidir el grupo parlamentario.


Fuentes de En Marea confirmaron que ahora se darán unos días de “reflexión” antes de dar un nuevo paso tras el último pronunciamiento del grupo. Aunque es habitual que la coordinadora se reúna los miércoles, en este caso no está previsto hasta después de Semana Santa.

Mientras, los tres alcaldes que auparon a Villares a la candidatura a la Presidencia, y un día después de que el grupo ignorase la petición del Consello das Mareas, optaron por evitar “alimentar” la polémica que se abrió y únicamente el regidor coruñés, Xulio Ferreiro, agregó que en su opinión “sería mejor” que grupo y Consello das Mareas “coincidiesen” sobre el futuro de la diputada.

“Yo no voy a meter más leña a un fuego exiguo”, manifestó Ferreiro al ser preguntado. Así, dijo que no quería “seguir alimentado la polémica” sobre el caso de la parlamentaria.

Por su parte, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, optó por no hacer declaraciones a este respecto. El regidor compostelano comió, como se puede ver en alguna de sus redes sociales, este miércoles con el veterano político Xosé Manuel Beiras, quien llegó a pedir la dimisión de Quinteiro.
“Estoy interesado en hablar de política, los aspectos internos de las organizaciones deben mantenerse en lo interno” aseguró el líder de Anova.

Comentarios