Martes 20.11.2018

En Marea abre la puerta a adelantar las elecciones internas y rechaza el modelo que propone Compostela Aberta

La coordinadora de En Marea emitió un comunicado tras la propuesta aprobada por la asamblea de Compostela Aberta (CA) que pide abrir un proceso de renovación interna en el proyecto de unidad popular. 

El portavoz de En Marea, Luis Villares | Lavandeira jr (efe)
El portavoz de En Marea, Luis Villares | Lavandeira jr (efe)

La coordinadora de En Marea emitió un comunicado tras la propuesta aprobada por la asamblea de Compostela Aberta (CA) que pide abrir un proceso de renovación interna en el proyecto de unidad popular. 
De este modo, la dirección que encabeza Luís Villares, tras afirmar que no tienen comunicación oficial del documento aprobado por CA, abren la puerta al adelanto de las elecciones internas, pero rechazan la creación de una “mesa de la confluencia”, que creen “incompatible” con las decisiones “de abajo arriba” y que, según la coordinadora, dejaría en manos de “una aristocracia política” las decisiones del proyecto rupturista.
El comunicado se producía un día después de que la asamblea de la formación que lidera Martiño Noriega diese luz verde a un documento que propone el adelanto al mes de septiembre de las elecciones al Consello das Mareas (órgano máximo de dirección del partido instrumental) y la constitución de una “mesa de la confluencia” en la que estuviesen representados los tres partidos que formaron parte de la primera coalición –Podemos, EU y Anova– y las mareas de Santiago, A Coruña y Ferrol.
Así, la dirección apunta que la decisión de adelantar las elecciones internas le corresponde al Consello (donde el sector que controla la coordinadora tiene mayoría) o, en el caso de que se convoque, a un plenario de la organización; pero “nunca a una mesa que construya decisiones que afectan a En Marea fuera de la propia En Marea”.
En esta línea, señaló que la propuesta de Compostela Aberta de crear una “mesa” de la confluencia “reduce la calidad democrática y participativa del espacio político” porque “es incompatible con una decisión de abajo arriba” y dejaría en manos de “una suerte de aristocracia política” las decisiones del proyecto, lo que supondría, según la coordinadora, “negar la capacidad de decisión del conjunto de las inscritas”.
“Una mesa de partidos o notables sería un retroceso en la construcción democrática y participativa del espacio, porque niega la voz de todas aquellas inscritas en En Marea que no pertenecen a un grupo de elegidos”, apunta el comunicado, en el que señala la “elección democrática directa de los órganos de dirección” del partido instrumental como un ejemplo de la “superación de las deficiencias democráticas y participativas”. Defiende que no le corresponde “tomar decisión alguna” sobre el documento aprobado por CA: “Sería una ida y venida entre cúpulas que nada tiene que ver con nuestro espíritu fundacional, salvo que el conjunto de las inscritas decidiesen cambiar radicalmente el modelo del que nos dotamos en Vigo”.
Por su parte, el alcalde de Santiago, Martiño Noriega, negó que el movimiento de la formación que encabeza, Compostela Aberta, para liderar el proceso de renovación de En Marea sea un intento para posicionarse de cara a suceder a Luís Villares al frente del proyecto rupturista. “No tengo ningún tipo de ambición”, afirmó.
La propuesta de la formación que gobierna la capital gallega desde 2015 llama a “corresponsabilizarse” a todos los agentes del espacio de la llamada “unidad popular” para la configuración de una “mesa de la confluencia”. 
Además, pide el adelanto de las elecciones a los órganos de dirección del partido instrumental al mes de septiembre para que este proceso no coincida con el período “preelectoral” de las municipalistas.

Comentarios