martes 1/12/20

La madre del detenido por rapto y agresión sexual dice que la mujer nunca estuvo encerrada

La madre del hombre detenido el domingo en Ourense por retener y abusar sexualmente de una mujer durante varios días explicó que la víctima se trasladó voluntariamente a la vivienda del acusado

La madre del hombre detenido el domingo en Ourense por retener y abusar sexualmente de una mujer durante varios días explicó que la víctima se trasladó voluntariamente a la vivienda del acusado y que “nunca estuvo encerrada”. Tras reconocer que a veces se habían pegado, insistió en que su hijo “en la vida la violó”.
Así lo aseguró a las puertas de los juzgados de Ourense, a donde acudió acompañada de su marido y de otros dos vástagos con motivo de la declaración de su hijo detenido ante el titular del Juzgado de Instrucción Número 1, que finalmente decretó su ingreso en prisión por los delitos de detención ilegal, agresión sexual y lesiones.
La mujer explicó que su hijo se encontró a la víctima “viviendo en la calle” y que ambos estuvieron “haciendo vida marital” en un hotel de O Couto hasta que se trasladaron al domicilio familiar, en el barrio de San Francisco.
La madre del acusado insistió en que la mujer “nunca estuvo encerrada” y que varios vecinos pudieron verla en la casa. También aseguró que, en ocasiones, salía con ellos para recoger chatarra. Defendió que la víctima “no quería irse porque estaba enamorada” de su hijo y porque “había denunciado a su marido y tenía miedo de volver a casa”.
En sus declaraciones, la madre del detenido explicó que ambos “bebían, bailaban y fumaban porros” en el domicilio familiar, que a veces “se empujaban” y llegaban a pegarse, pero que “nunca la violó” y que las relaciones entre ellos eran consentidas.

Tratamiento psiquiátrico
Por último recordó que su hijo, de 40 años de edad, se encuentra bajo tratamiento psiquiátrico “desde que tiene siete años”.
El detenido entró a declarar este lunes en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Ourense, a las 11,55 horas y salió a las 15,05 horas en un furgón policial rumbo a la cárcel de Pereiro de Aguiar.

Comentarios