sábado 28/11/20

La madre de Asunta reclama las cenizas de la niña a través de un tercero

La madre de Asunta Basterra, la niña encontrada muerta en la madrugada del 22 de septiembre e incinerada el 24 de ese mismo mes, ha reclamado sus cenizas a través de un tercero, una mujer, han señalado a EFE fuentes cercanas a la causa abierta tras este crimen violento.

Los padres de Asunta, Rosario Porto (2 dcha.) y Alfonso Basterra (2 izq.), tras un registro domiciliario. EFE/Archivo
Los padres de Asunta, Rosario Porto (2 dcha.) y Alfonso Basterra (2 izq.), tras un registro domiciliario. EFE/Archivo

La madre de Asunta Basterra, la niña encontrada muerta en la madrugada del 22 de septiembre e incinerada el 24 de ese mismo mes, ha reclamado sus cenizas a través de un tercero, una mujer, han señalado a EFE fuentes cercanas a la causa abierta tras este crimen violento.
José Luis Gutiérrez Aranguren, el abogado que asiste a Rosario Porto, acudió esta mañana a la Funeraria Apóstol, situada en Compostela, acompañado de la citada persona cuyo nombre no está autorizado a desvelar, para, con ella, satisfacer esta reclamación.
Esta entrega habría sido comunicada posteriormente por el gerente del propio establecimiento, y mediante una notificación por escrito, al juez instructor José Antonio Vázquez Taín, una vez efectuada la cesión tras comprobar el poder notarial.
El periódico La Voz de Galicia ha venido informando de que la urna permanecía "olvidada" y sin recoger desde el día de la incineración de esta menor. Así hasta que la madre de la víctima, Rosario Porto, dio orden a su abogado para que iniciase los trámites.
El diario El Correo Gallego reflejó que las cenizas fueron entregadas en un primer momento a la madrina de la niña, Anabel, tras la cremación, después de que se produjese la detención de la madre, de forma sigilosa y en el propio tanatorio tras este acto íntimo.
Rosario Porto y Alfonso Basterra, los padres de Asunta y únicos imputados, están en el penal coruñés de Teixeiro desde el día 27 y a ambos se les acusa de asesinato con las agravantes de alevosía y parentesco.
El cadáver de Asunta fue localizado por dos viandantes, sobre un talud, en una pista forestal de Teo (A Coruña). Los análisis toxicológicos han revelado una dosis extrema de un ansiolítico en su cuerpo.

Comentarios