jueves 26/11/20

Lugo suspende temporalmente la decisión de intervenir el servicio de basuras

El Gobierno local de Lugo ha informado de que no intervendrá el servicio de limpieza y recogida de basura, cuyos trabajadores están en huelga desde hace 35 días, porque la empresa concesionaria, Urbaser, "cumplió" los servicios mínimos que "no se estaban cumpliendo en días pasados" y la situación en la ciudad ha mejorado mucho en las últimas horas.

Acumulación de basura en las calles y en el rural del municipio de Lugo. EFE/Archivo
Acumulación de basura en las calles y en el rural del municipio de Lugo. EFE/Archivo

El Gobierno local de Lugo ha informado de que no intervendrá el servicio de limpieza y recogida de basura, cuyos trabajadores están en huelga desde hace 35 días, porque la empresa concesionaria, Urbaser, "cumplió" los servicios mínimos que "no se estaban cumpliendo en días pasados" y la situación en la ciudad ha mejorado mucho en las últimas horas.
En rueda de prensa, el alcalde de la ciudad, José López Orozco, explicó que es "una realidad que todos pueden constatar", como ya lo hicieron los propios "técnicos del Ayuntamiento de Lugo", que la ciudad está "en muchas mejores condiciones" de lo que estaba el pasado viernes, cuando el Gobierno local lanzó ese ultimátum.
El propio alcalde reconoció que es "triste que una amenaza pueda surtir más efecto que el diálogo", pero reconoció que ese ultimátum ha provocado el efecto deseado y, "a día de hoy", el Ejecutivo local opina que "esa intervención no es necesaria".
López Orozco, que compareció ante los medios de comunicación acompañado por su teniente de alcalde y responsable de Medio Ambiente, Luis Álvarez, precisó que la empresa Urbaser logró levantar de la ciudad durante el fin de semana un total de 211 toneladas de basura.
Además, anunció que esta semana se pondrá en marcha un "plan" para que la situación quede "casi normalizada en la ciudad" y que consistirá en "reforzar ese trabajo" que realizó durante el fin de semana la concesionaria, para que se cumplan de forma escrupulosa los servicios mínimos.
De hecho, el regidor local se mostró convencido de que si se estuviesen cumpliendo los servicios mínimos, Lugo "no hubiese llegado a la situación que llegó", porque los vecinos de la capital lucense vivirían las molestias "de una situación de huelga, con algunos problemas", pero no las alertas sanitarias que decretó la Consellería de Sanidade en las últimas semanas.
Sí se cumple "ese plan", dijo el alcalde, no será necesaria la intervención temporal de la concesión, aunque también aclaró que si esas condiciones vuelven a incumplirse, "la firmeza del grupo de gobierno sigue siendo la misma", porque "ningún interés", ni "de la empresa", ni "del personal" de la concesionaria, está "por encima de los ciudadanos" y "del bien común".
Una vez más, López Orozco instó a ambas partes, patronal y trabajadores, a sentarse a negociar una solución para este conflicto.
En ese sentido, se preguntaba "qué está pasando en Lugo" para que "una empresa y unos trabajadores" que ya habían llegado a acuerdos en conflictos previos no sean ahora capaces ahora de negociar una solución. "Si se han sentado en otros lugares, cómo no van a poder sentarse en Lugo", insistió.
De hecho, aseguró que el Gobierno local ha trabajado intensamente para "propiciar el diálogo", porque se trata de "un conflicto entre una empresa y sus trabajadores", pero los "daños colaterales" los están padeciendo los ciudadanos de Lugo.
Por otra parte, el regidor local denunció que la pasada noche fue volcado sobre las calles el contenido de decenas de papeleras, una situación que contribuyó a incrementar la situación de suciedad en el casco urbano.

Comentarios