domingo 20.10.2019

Los socialistas y los nacionalistas estudian hacer recortes laborales a causa de su retroceso electoral

El 21-O, además de dejar muy tocados electoralmente a socialistas y nacionalistas, podría tener un efecto colateral importante: la pérdida de puestos de trabajo.

El 21-O, además de dejar muy tocados electoralmente a socialistas y nacionalistas, podría tener un efecto colateral importante: la pérdida de puestos de trabajo. No es la primera vez que se plantea esta cuestión y, quizás, no sea la última, según informó ayer galiciaconfidencial.com.

El PSdeG ya prescindió de parte de sus trabajadores –principalmente del área de comunicación– hace unos meses. Pero ahora, los recortes podrían ser mucho más amplios. Los malos resultados electorales hacen imposible mantener la nómina de todos los trabajadores debido a la caída de los ingresos del Estado por diputado electo.

Y es que a la reducción de escaños, se une también la rebaja en la subvención por gastos electorales y en la asignación por diputado electo, de un 20 por ciento según la orden publicada en el Diario Oficial de Galicia el pasado 31 de agosto.

El PSdeG podría aplicar un ERE del que ya tienen conocimiento los trabajadores porque, con algunos de ellos ya estuvieron hablando con miembros de la dirección durante las últimas semanas. Los despidos ya estarían aprobados por la dirección, según el citado diario digital.

Lo mismo podría suceder en el BNG. Por el momento, los trabajadores no tienen ningún comunicado oficial por parte de la formación sobre futuros recortes, pero lo cierto es que, antes de los comicios ya se pusieron sobre la mesa las dificultades económicas por las que atravesaba el BNG e incluso se insinuó la posibilidad de recortes en el futuro.

Un miembro de la dirección confirmó al digital que el Bloque tendrá que hacer “sacrificos”. Y es que la situación económica, lejos de mejorar, empeorará tras bajar cinco diputados. n

Comentarios