martes 27/10/20

Los lobos matan treinta ovejas de un rebaño y dejan heridas a otras diez en una finca de Guitiriz

Un nuevo ataque de los lobos en la provincia de Lugo ha provocado cuantiosas pérdidas en una explotación ganadera del municipio de Guitiriz, dado que las alimañas han matado .

Los servicios veterinarios inspeccionan las ovejas muertas por los lobos en Guitiriz	eliseo trigo
Los servicios veterinarios inspeccionan las ovejas muertas por los lobos en Guitiriz eliseo trigo

Un nuevo ataque de los lobos en la provincia de Lugo ha provocado cuantiosas pérdidas en una explotación ganadera del municipio de Guitiriz, dado que las alimañas han matado alrededor de treinta ovejas de un rebaño y han dejado heridas otras diez, según informó el propietario de los animales, Isaac Losada.
Este suceso se produjo en una explotación agropecuaria de la parroquia de Trasparga, concretamente en la aldea de Vilanova, donde el propietario afectado tiene un rebaño de aproximadamente unas doscientas cabezas en una finca cerrada.
El propio dueño explicó que el de esta semana es el segundo ataque con consecuencias graves que sufre su explotación, dado que ya había sido víctima de un suceso similar hace dos años, concretamente el día 28 de septiembre de 2012.
En aquel momento, precisó el ganadero, los lobos mataron a otras treinta ovejas y dejaron heridas a otras muchas.
“Todavía acabo de cobrar las ayudas por ese ataque, hace quince días”, precisó.
La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas publicó en junio pasado la orden por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas para paliar los daños producidos por el lobo para este año 2014.
La dotación presupuestaria para esta línea de ayudas asciende a 106.035 euros. El importe de las ayudas que corresponden al supuesto de muerte se establece según un baremo en cuanto a especie, clase y edad; mientras que, en el caso de animales heridos, la ayuda se estimará en función de los gastos veterinarios.
Una de las novedades de esta convocatoria es que se establece un incremento de un 30% cuando afecte a explotaciones de los ayuntamientos incluidos en la zona 1 del plan de gestión del lobo, recogidos en el anexo I de la orden. Se trata de aquellas zonas en las que se prevén más daños por el alta densidad de lobos y de abundancia de ganado.
Con esta orden la Xunta pretende establecer una línea de carácter compensatorio para ayudar a los ganaderos.

Comentarios