domingo 25.08.2019

El líder del PSdeG en Lugo deja la dirección por diferencias con Caballero

 El secretario de Organización pilotará el partido en la provincia hasta la elección de una nueva Ejecutiva

El líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero | lavandeira jr (efe)
El líder de los socialistas gallegos, Gonzalo Caballero | lavandeira jr (efe)

El hasta ahora secretario general del PSdeG en la provincia de Lugo, Álvaro Santos, presentó ayer su renuncia por “cuestiones de criterio político”, fundamentalmente por sus desavenencias con la dirección gallega encabezada por Gonzalo Caballero, y para evitar “ser cómplice de la división” en el seno de la organización política.

Álvaro Santos dijo que deja la dirección del partido en Lugo con las mismas premisas con las que llegó a ella, “lealtad, compromiso y trabajo”, principios que no siempre encontró “en otros” compañeros, en clara alusión a la dirección gallega. “No hay una buena relación con la ejecutiva nacional del PSdeG”, reconoció Álvaro Santos sin cortapisas, porque desde la dirección regional “se está trabajando única y exclusivamente en el plano orgánico”.


De hecho, dijo que “Álvaro Santos no va a ser cómplice” de decisiones orgánicas que “solo buscan colmar ambiciones personales”, siempre “de los mismos”, porque “una gran parte del partido sigue callado”. En la misma línea, dijo que su intención siempre fue trabajar “por la provincia de Lugo” y ahí puso “su techo de cristal”, porque “a la sociedad no le preocupan absolutamente nada las cuestiones orgánicas”.


Álvaro Santos reconoció que en su momento, desde la dirección gallega, ya lo conminaron a retirarse de las primarias que acabó por ganar y, desde entonces, aunque aseguró que siempre “tendió la mano” para tratar de abrir líneas de diálogo y acuerdos, no fue correspondido.


“No voy a ser cómplice de la división del PSOE. Me voy para que Álvaro no sea un problema. Ahora veremos si era un problema o era un excusa”, añadió el ya exsecretario general del PSdeG lucense, quien también quiso agradecer el trabajo y “la lealtad” de sus compañeros en la ejecutiva provincial.
Por otra parte, defendió su gestión al frente del partido, a cuya dirección llegó el 22 de diciembre de 2017 después de imponerse en un proceso de primarias, porque “pese a otros discursos”, opina que deja al PSdeG en una situación política mucho mejor de la que se encontró su ejecutiva.

La Diputación
En cuanto a la Diputación, afirmó que el secretario xeral del PSdeG debe “hablar claramente” y decir qué quiere hacer en una institución que ahora sí “está estabilizada y normalizada”, porque según la información que maneja, Caballero garantiza “imparcialidad”, pero su “secretario de Organización”, José Antonio Quiroga, dice otra cosa. De hecho, Quiroga, será el encargado de dirigir el partido hasta la elección de una nueva Ejecutiva provincial tras la dimisión de Álvaro Santos.


Quiroga manifestó su respecto ante una decisión “personal” y agradeció a Santos el trabajo del último y medio. Además, le ha deseado éxitos en su tarea como edil del Ayuntamiento de Lugo.


Asimismo, señaló que, como consecuencia de la renuncia, la dirección gallega del PSdeG actuará con “total normalidad” dentro de las competencias que le atribuyen los estatutos y constituirá una gestora que estará pilotada por Quiroga.

De cara al futuro, el secretario de Organización señaló que en las últimas jornadas recibió información de los distintos partidos judiciales de la provincia, en la que la “inmensa mayoría” de ediles apuesta por “una etapa de fortalecimiento y futuro en el partido y en la Diputación”. En su comunicado, Quiroga destacó el “perfecto funcionamiento y la fortaleza” del PSdeG que, en “plena sintonía” con los órganos federales, seguirá trabajando.

Comentarios